Que dos películas acaparen más de 300.000 espectadores, a esta altura del año, no está mal. Que la primera en la lista sea argentina es una excepción en una temporada regida por mega tanques, tampoco está mal. De hecho, esos números lo lograron dos películas para adultos, La odisea de los giles (que también pueden ver jóvenes dado que es para 13 años) y el último Tarantino, Había una vez en Hollywood -que tuvo de los mejores números para el director. En total, la cantidad de espectadores estuvo alrededor del medio millón. Es cierto que es una cifra pálida respecto de las "temporadas altas", pero para finales de agosto está muy bien.

La de Tarantino se benefició no solo de muy buenas críticas y el siempre atractivo nombre del director, sino también de un elenco estelar. Hoy ese argumento no parece demasiado importante en la temporada de tanques, pero sí lo es para una parte importante del público que prefiere otra clase de películas. La conjunción Leonardo DiCaprio-Brad Pitt rindió muy bien y la película, altamente disfrutable, rindió como se esperaba. Incluso si quedó en el segundo lugar.

Para ser fi nal de agosto, la taquilla general es muy buena en los cines nacionales

También es evidente que el público del cine argentino quería un entretenimiento amable con rostros conocidos, lo que explica el éxito de La odisea... que no solo es ya, en 10 días, la película nacional más vista del año, sino también la que va a quebrar la barrera del millón. Esa marca más o menos simbólica no fue lograda por ningún filme vernáculo en 2019, y eso excede por mucho la calidad de las películas. Tiene que ver con cierta sintonía con el público muy difícil de lograr. La odisea..., con su cuento de perdedores que toman revancha con un elaborado plan a la "La gran estafa", es esa clase de entretenimientos. El elenco, por supuesto, también funciona como atractivo, y además tiene un buen boca a boca. De hecho, perdió apenas un 20% de la convocatoria desde el fin de semana de estreno, cuando la norma está alrededor del 30% de pérdida.

El resto de la lista muestra que todavía tienen fuerza las películas familiares e infantiles, incluso si el estreno Paw Patrol, basado en la célebre serie vendedora de juguetes (de eso se trata, si quiere puede probar pero no lo recomendamos), no llegó a los 30.000 espectadores. Pero es una película tan "para chicos" que tuvo solo funciones por la tarde, todas en castellano, para chicos muy chicos. En ese sentido, funcionó muy bien. No así el resto de los estrenos de la semana, casi una decena, aunque la mayoría eran argentinos que podían verse solo en circuitos alternativos.

Lo que viene en los próximos meses es menos alentador. Un proceso electoral en marcha tan incierto como el que vivimos (sobre todo por su peso en la economía) suele tener una paradójica influencia en el espectáculo: ante lo incierto, el ocio gana espacio. De allí que el cine no haya sentido en este año de crisis ninguna baja sensible en su convocatoria (de hecho, por ahora es mayor que la de 2018 y 2017). Pero al mismo tiempo, hasta fin de año no hay grandes tanques, sino películas un poco más "serias" a medida que se acerque la temporada de premios, que arranca en octubre. Por ahora las cosas están bien, veremos por cuánto tiempo más.

Más notas de

Leonardo Desposito

NBC, a la caza del mundo on demand

The Office - 2005

El sexo virtual de José María Muscari

Halle Berry renuncia a un rol por críticas de la comunidad transgénero

Halle Berry, polémica por un rol transgénero

Adiós a Ennio Morricone, maestro de la música para el cine

Adiós a Ennio Morricone, maestro de la música para el cine

Hollywood ya prepara su primer filme sobre la pandemia

Hollywood ya prepara su primer filme sobre la pandemia

Lo mejor del cine, del teatro y de la música en casa

Lo mejor del cine, del teatro y de la música en casa

Parodias en el cine para reírse del cine

Parodias en el cine para reírse del cine

Dos películas para ver en casa

Dos películas para ver en casa

Scooby-Doo y un nuevo modelo para los cines

Scooby-Doo y un nuevo modelo para los cines

Mia Khalifa: antes y después del porno

Mia Khalifa: antes y después del porno