En materia de competitividad externa, el Frente de Todos recibió el Gobierno con una buena y una mala. La buena fue un superávit de bienes, un déficit de servicios bajo y una fuga domada. Los grandes problemas históricos de la economía doméstica, controlados gracias a un dólar competitivo tras la megadevaluación de 2018-2019. La mala es que con los niveles de inflación actual, ese privilegio durará poco: en siete meses se habrá perdido tanto para bienes como para servicios.

En esto coinciden las consultoras de todo el abanico ideológico. Desde el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), pasando por Ecolatina, hasta el Ieral de la Fundación Mediterránea, fundado por el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo.

El ITE-FGA realizó estimaciones: con el nivel de precios proyectado por los privados y el dólar arrastrándose lentamente, en dos meses se habrá deteriorado la competitividad de los bienes, lograda con el dólar en torno a $60. En siete meses (el gap temporal se explica por el extra que brinda el impuesto PAIS) se habrá desintegrado la de los servicios, alcanzada con una divisa de alrededor de $80.

A través de un informe sostuvo: "Para enero de 2020 el Gobierno tiene la cuenta de bienes y servicios controlada, pero no en los próximos meses si se continúa con un tipo de cambio anclado".

Respecto a la balanza de bienes afirmó: "Dadas las estimaciones de inflación para los próximos meses, tenemos por un lado la apreciación del tipo de cambio real para bienes, que se situaría a niveles de mayo de 2018. Eso presionaría sobre las importaciones y el gobierno se vería obligado a reducirlas vía cantidad con barreras para arancelarias. En mayo de 2018 la balanza de bienes fue deficitaria en US$1.285 millones, sin restricciones de este tipo". Para la de servicios indicó: "El salto que consiguió el tipo de cambio real para turismo y tarjeta con el impuesto PAIS se licuaría en sólo 7 meses".

Desde el Ieral destacaron que la devaluación logró llevar al dólar real a niveles de fines de 2007 y que el país hoy es más barato que Londres y Estados Unidos. Remarcaron que entre octubre y enero ya se perdió un 9% de esa competitividad. Y concluyeron: "Dada la inflación, el virtual congelamiento del dólar podría generar atrasos. Esta dinámica no debería continuar ya que el flujo de dólares comerciales tarde o temprano comenzará a evaporarse".

La discusión acerca de cuál es el problema de la economía argentina, si el déficit externo o el fiscal, viene desde las últimas décadas del siglo XIX y es una dicotomía clave entre el gobierno actual y el precedente. El último resultado del MULC, en diciembre, es fuente de paz. Superávit de bienes de US$1.995 millones, déficit de servicios de US$346 millones e insólito superávit de fuga de US$153 millones por el cepo hard. Pero, a diferencia de la dinámica recibida por el primer kirchnerismo, esta vez el escenario es de inflación alta.

Desde Ecolatina coincidieron en que la dinámica de los próximos meses podría desembocar en más administración del comercio: "Con un dólar que se atrasa, las exportaciones mostrarán un dinamismo acotado. La posibilidad de ahorrar divisas a través de un freno a las importaciones, para honrar los pagos de deuda si no hay crédito externo, estará latente".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

En la previa a la crisis sanitaria, el gasto de los hogares seguía en picada

En la previa al coronavirus, el gasto de los hogares seguía en picada

La crisis sanitaria y el primer impacto externo: cayeron 35% las exportaciones a China

Primer impacto: cayeron 35% las exportaciones a China

El PBI cayó 4,6% en dos años y ahora se enfrenta a la crisis sanitaria

El PBI cayó 4,6% en dos años y ahora se enfrenta a la crisis sanitaria

La cuarentena ya obligó a un gasto fiscal extra del 0,6% del PBI y exige más emisión

El coronavirus dejó en el pasado a la discusión sobre la maquinita

El coronavirus promete una crisis económica de niveles históricos

El coronavirus promete una crisis económica de niveles históricos

Proyectan una suba de hasta 62% en la base monetaria para financiar el mayor déficit por el coronavirus

Volantazo en la política económica de Guzmán

En febrero faltaron dólares y preocupa a futuro la demanda de exportaciones

El dólar turista moderó los viajes del turismo emisivo

Cepo y congelamiento desaceleraron a los precios mayoristas

Cepo y congelamiento desaceleraron a los precios mayoristas

Los socios comerciales empeoran sus proyecciones de crecimiento

El principal socio comercial de la Argentina también sufre al coronavirus

El Gobierno soltó el freno fiscal e inyecta $700.000 millones para moderar la crisis

Guzmán: "Se están tomando medidas sin precedentes"