Cepo cambiario y estabilización de la brecha mediante, los depósitos en pesos volvieron a crecer en enero aunque por debajo de la inflación. Sí aumentó en términos reales el stock de las colocaciones a plazo tanto en el caso de los plazos fijos tradicionales, que se expandieron 7,5% en términos nominales, y los plazos fijos UVA, que se dispararon 21% en plena aceleración inflacionaria. En cambio, se reactivó el drenaje de dólares de las cuentas de los ahorristas. 

Un informe de First Capital Group mostró que, durante el primer mes del año, los depósitos en pesos dentro del sector privado aumentaron 2,7% respecto de diciembre (141.300 millones) en términos nominales, lo que hará que el crecimiento sea menor a la inflación esperada para enero de entre 3,5% y 4%. Así, el stock total quedó en 5,25 billones de pesos, lo que representa un incremento del 72% interanual, casi el doble de la suba de precios acumulada en el período.

Crecen los plazos fijos tradicionales y vuelan los UVA

Dentro de este sector, los plazos fijos realizados en moneda nacional (tradicionales y con opción de cancelación anticipada) aumentaron 7,5% respecto a diciembre y finalizaron el mes en 2,4 billones de pesos. En los últimos doce meses tuvieron un crecimiento del 71,4%. El salto se dio a pesar de que enero fue el quinto mes consecutivo de tasa negativa. La calma cambiaria en los dólares paralelos y las restricciones para acceder al tipo de cambio oficial son parte de la explicación.

Por su parte, en busca de cobertura frente a la aceleración del costo de vida, los plazos fijos UVA en el sector privado aumentaron 21% en el mes y concluyeron enero en 52.576 millones de pesos.

Con todo, los depósitos indexados aún son un porción marginal del stock total de colocaciones a plazo ya que representan menos del 3%. La necesidad de permanecer 90 días para cobrar la actualización inflacionaria y la escasa promoción que hacen los bancos -que prefieren el set Leliq + PF tradicionales) no contribuyen a un mayor alcance.

En paralelo, se observa una variación positiva en las colocaciones a plazo tradicionales en pesos del sector mayorista (mayores a un millón de pesos) en 92.819 millones, un aumento nominal de 6,8% en diciembre (75% vs enero de 2020), mientras que las colocaciones a plazo tradicionales menores a un millón de pesos aumentaron 4,8% (31.600 millones) en términos nominales respecto a diciembre (31,6% interanual).

En general, el incremento mensual de 141.300 millones de los depósitos en moneda nacional estuvo impulsado por el crecimiento de los depósitos a plazo fijo tradicionales en 6,2% mensual y 58% interanual y los depósitos con opción de cancelación anticipada en 18,4% mensual y 337% interanual. Los pesos depositados en cuentas corrientes avanzaron 0,3% mensual y 78% interanual. En tanto, las cajas de ahorro disminuyeron 3,6% mensual y 69% interanual.

Depósitos en dólares

Por otra parte, los depósitos en dólares en el sector privado disminuyeron 2% (312 millones) respecto al mes anterior. Así, finalizaron en 15.644 millones de dólares, lo quesignificó una caída del 16,16% interanual.

Los plazos fijos en dólares se redujeron 1,1% mensual en enero (44 millones), mientras que las cajas de ahorro en moneda estadounidense disminuyeron 2,1% (246 millones).