El mercado se mantiene expectante al fin del parking de los nuevos bonos surgidos tras el canje de deuda, que permitirá vender títulos contra dólares y establecer nuevos valores de referencia para el contado con liquidación (CCL) y el MEP.

A poco de que venza el plazo mínimo de tenencia de los bonos, establecido por la CNV en 5 días hábiles, el flamante AL30 se encamina a convertirse en el "elegido" para las operaciones de dolarización a través de la Bolsa, según apuntan en la city.

"Si bien el AL35 cuenta con mayor volumen, un gran porcentaje de la emisión se encuentra en manos del sector público, anteriores tenedores de bonos como AD25 o AD27, de forma tal que el AL30 podría quedar como el favorito para las operaciones de tipo de cambio", indicaron desde Delphos Investment.

Por ahora, se sigue manteniendo la tregua para el Gobierno, con un CCL poco representativo pero que hoy se calcula apenas por encima de los $120, muy lejos de los $135 que había llegado a tocar poco antes del cierre de agosto.

El BCRA continúa con su estrategia de microdevaluaciones, mientras se disparan todas las alarmas por la acelerada pérdida de reservas que viene generando la presión sobre el dólar en el inicio de septiembre. Los datos oficiales muestran que en los primeros cuatro días del mes vendió USD470 millones para contener el tipo de cambio ante la falta de oferta genuina y una mayor demanda de bancos e importadores. Operadores calculan que entre el martes y miércoles últimos se le fueron otros cerca de USD150 millones por sus intervenciones.

La entidad monetaria colocó su postura de venta para el dólar mayorista hoy en $74,84, siete centavos arriba de la de ayer. En las pizarras del Banco Nación, el billete minorista se ubica a $78,75 a poco de arrancada la rueda, el mismo valor de la jornada previa.

En las cuevas del microcentro porteño, el dólar blue hoy se mantiene quieto en los $131.