El Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional reclamaron hoy que se supendan los pagos de deuda de los países pobres, en medio de una crisis sin precedentes derivada de la pandemia del coronavirus.

"Es probable que el brote de coronavirus tenga graves consecuencias económicas y sociales para los 76 países de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), donde viven una cuarta parte de la población mundial y dos tercios de la población mundial que viven en la pobreza extrema", mencionaron en una nota de prensa.

El primer y más importante requisito para que un país pueda recibir apoyo de la AIF es la pobreza relativa de dicho país, definida como un ingreso nacional bruto (INB) per cápita por debajo del umbral establecido que se actualiza todos los años (en el ejercicio de 2020: USD1.175).

La AIF también brinda apoyo a algunas naciones, incluidas varias pequeñas economías insulares, cuyo ingreso es superior al límite fijado pero que no tienen la capacidad crediticia necesaria para obtener préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Algunos países, como Nigeria y Pakistán, pueden recibir “financiamiento combinado” ya que cumplen las condiciones para recibir financiamiento de la Asociación debido a sus niveles de ingreso per cápita pero también tienen la solvencia crediticia necesaria para obtener préstamos del BIRF. 

Con efecto inmediato, y de conformidad con las leyes nacionales de los países acreedores, el Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional exigen a todos los acreedores bilaterales oficiales que suspendan los pagos de la deuda de los países de la AIF que soliciten la indulgencia. Esto ayudará con las necesidades de liquidez inmediata de los países de la AIF para hacer frente a los desafíos planteados por el brote de coronavirus y dará tiempo para una evaluación del impacto de la crisis y las necesidades financieras de cada país.

"Invitamos a los líderes del G20 a que encarguen al GBM y al FMI que hagan estas evaluaciones, incluida la identificación de los países con situaciones de deuda insostenibles, y que preparen una propuesta de acción integral por parte de los acreedores oficiales de BILATERAL para abordar las necesidades de financiamiento y alivio de la deuda de los países de la AIF. Buscaremos la aprobación de la Propuesta en el Comité de Desarrollo durante las Reuniones de Primavera (del 16 al 17 de abril)", ampliaron.

El Grupo del Banco Mundial y el FMI creen que es imperativo en este momento proporcionar una sensación global de alivio para los países en desarrollo, así como una señal fuerte para los mercados financieros. La comunidad internacional agradecería el apoyo del G20 para este Llamado a la Acción.