La cotización del dólar oficial finalizó hoy en $92 en promedio, con un alza de nueve centavos respecto al cierre de ayer y una suba de 86 centavos respecto del viernes pasado, que representó un incremento de 0,94%.

El dólar blue cerró la semana con una caída acumulada de $3, a $156, mientras el Banco Central vendió unos USD50 millones, ante una menor oferta de divisas en el mercado por parte del sector privado. 

El billete en el circuito financiero informal porteño operó estable por segundo día consecutivo, tras perder tres pesos en solo dos días.

El dólar mayorista sumó 14 centavos y se ubicó durante la jornada en $86,57. Con relación al viernes anterior, el tipo de cambio acumuló un avance de 83 centavos, con lo que aceleró el ritmo ascendente experimentado durante la semana anterior.

Tras los últimos movimientos, la brecha con el dólar paralelo quedó en 80,2%.

Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto País-, marcó un promedio de $119,6 por unidad; y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de un 35% sobre la compra de divisas, el valor promedio del denominado "dólar solidario" fue de $151,80. 

De ese modo, el tipo de cambio al que pueden acceder los ahorristas con un cupo de USD200 mensuales acumuló un aumento de 42 centavos en la semana.

En el mercado bursátil, el dólar contado con liquidación (CCL) avanza un 0,1%, a $148,98, en tanto que el denominado dólar MEP suma un 0,1%, en $146,06 por unidad, en el tramo final de la rueda.

Al analizar la operatoria de la jornada en el sector mayorista, Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, señaló que fue una rueda en la que los pedidos de compra autorizados dominaron gran parte de su desarrollo, “exigiendo ventas del BCRA para compensar el faltante de oferta genuina”.

El volumen operado en el segmento de contado fue de USD288 millones, en el sector de futuros MAE se anotaron negocios por USD15 millones y en el mercado de futuros Rofex se transaron operaciones por USD145 millones.

En la sesión anterior había comprado unos USD10 millones para fortalecer las reservas internacionales, mientras que anteriormente había sacrificado unos USD90 millones.

Pese a ello, en el Banco Central confían en que enero, al igual que diciembre, terminará con un balance positivo en las reservas.