Los mercados viven el día después de la declaración del FMI sobre la deuda y esta medida se reflejó enseguida en la caída de los bonos soberanos y el repunte del riesgo país: pasado el medidía salta casi 100 puntos a 2.138 unidades.

Los papeles comenzaron la rueda con caídas de alrededor de 1% y ahora se hunden casi 3% en la antesala de lo que será una fuerte reestructuración de la deuda.

Es que el espaldarazo al ministro de Economía, Martín Guzmán, del Fondo al declarar la deuda insostenible cayó mal en los acreedores, que esperaban una negociación más hostil y no una peitición del organismo internacional de que los bonistas acepten una quita "apreciable" en sus títulos.

En detalle, el Bonar 2037 se hunde 2,86%; el Bonar 2025, 2,13% y el Bonar 2024, 1,39%. Además, el bono centenario se desploma un 2% en las primeras operaciones.

Guzmán participará este jueves del G20 en Arabia Saudita y allí se reunirá con la jefa del FMI, Kristalina Georgieva, y con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin.