Elon Musk siempre da la nota por sus ocurrencias en el habitualmente serio mundo de los empresarios e inversores. Esta vez, es por un llamativo nuevo cargo que inventó para sí mismo en Tesla, su empresa de autos eléctricos.

Desde este lunes, Musk es el "Technoking de Tesla", lo cual en español se traduce como "tecnorey". Pero no fue el único en recibir un nuevo título dentro de la compañía: el director financiero de Tesla, Zach Kirkhorn, ahora también es "Master of Coin", es decir, "Maestro de la Moneda".

Tecnorey de Tesla

La motivación de Musk para crear los nuevos cargos son un misterio. El tenor de los nombres indican una posible referencia a la serie Game of Thrones (Juego de Tronos), en la que algunos personajes ostentaban títulos del mismo estilo.

El nombre "Master of Coins" pudo haber surgido de la compra de 1500 millones de dólares en Bitcoins que llevó adelante Tesla este año, lo cual elevó el precio de la criptomoneda más popular. Además, ahora la acepta como método de pago. Durante los últimos meses, los tuits de Musk sobre ella también hicieron que la cotización salte de forma casi instantánea.

Por lo visto, los cargos inventados por los empresarios no afectarían a sus funciones y roles en Tesla. Musk se mantiene como director ejecutivo (CEO) y Kirkhorn seguirá siendo director financiero (CFO). Así lo aseguró al dar a conocer los nuevos cargos en un formulario oficial presentado ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos.

Los nombres excéntricos para designar puestos en las compañías ya son tradición entre los millonarios empresarios de Silicon Valley"ninja", "jedi", "consejero de felicidad" o "futurista jefe" son algunos de ellos. Musk va un paso más allá, con su estilo irónico y burlón que acostumbra mostrar en redes sociales y que a veces puede costarle caro.

Denuncias contra Musk

No todo son risas y bromas. La nueva jugada de Musk sucedió luego de que un inversor de Tesla lo demande a él y su empresa por publicar mensajes “erráticos” e “ilícitos” en Twitter sobre las acciones de la empresa.

La defensa del inversor Chase Gharrity acusó a Musk de publicar comunicados falsos sobre las finanzas de Tesla en Twitter, donde es muy popular: tiene más de 49 millones de seguidores. En mayo, aseguró que, según su punto de vista, el precio de las acciones de Tesla eran "muy altas". Luego de esto, el valor de la empresa cayó  unos USD 13.000 millones.

El magnate y su empresa ya habían tenido que pagar cada uno 20 millones de dólares en multas por decir en 2018 que había “conseguido fondos” por USD 72.000 millones para sacar a Tesla de los mercados bursátiles, algo que era falso. A raíz de esto, tuvo que abandonar su cargo de presidente del consejo de administración de la compañía automovilística, pero mantuvo el de consejero delegado.

La demanda por las afirmaciones falsas en 2018 que "defraudaron a los accionistas" aún sigue en curso.