Lo que el 2020 nos dejó
 

El año arrancó con el mercado estadounidense en zonas de máximos y el consenso de que el mismo estaba muy caro. Como vemos en el siguiente gráfico mantuvo una clara tendencia alcista desde la salida de la crisis en 2009.

Movimiento alcista del S&P500 2009-2020 | SPX gráfico por TradingView

En plena crisis bursátil los Bancos Centrales de los países y la Reserva Federal han inyectado dinero en el sistema bajando tasas de interés y con otras medidas expansivas. Esto impulsó la suba de activos no monetarios, en particular acciones de empresas tecnológicas, commodities como el Oro, criptomonedas como el Bitcoin y eventualmente acciones de países emergentes. Más allá de los motivos particulares, por la expectativa de cada uno de estos activos, el movimiento general se debe a que hay más dólares disponibles, o aunque parezca mentira en nuestro país, es más fácil acceder a ellos y no sólo dólares, sino todas las monedas fiduciarias del mundo. Con el exceso de dólares los inversores buscan rendimientos y los vuelcan a activos financieros. Suele iniciarse con activos considerados seguros como bonos, luego acciones de empresas sólidas y gradualmente se busca más riesgo.

Para tener una referencia podemos ver en el próximo gráfico el stock de dólares llamado M2, que incluye el dinero circulante, en cuentas bancarias, plazos fijos menores a U$D 100.000 y fondos de mercado de dinero. Podemos observar un aumento acelerado desde 2009 pronunciado desde inicios de 2020.

Stock de dinero m2, fuente: Board de Gobierno del Sistema de la Reserva Federal

2021 ¿y más allá?

Antes que nada vale la pena aclarar que el futuro no puede conocerse, vemos notas de analistas y empresas dedicadas a la inversión en todo el mundo pronosticando como serán los precios de los activos de acá a un tiempo, lo cierto es que nadie sabe, me atrevo a decir que es más difícil de pronosticar que el clima, porque no sólo es un sistema caótico, sino que depende de la interacción humana. ¿Esto significa que no podemos invertir? No, podemos plantear hipótesis del futuro pero sobre todo podemos evaluar la situación actual y gestionar el riesgo. A continuación veamos activos que podrían beneficiarse por la situación actual, y que pueden ser apreciados en el futuro. Siempre con un enfoque “Contrarian”, es decir, que busca no subirse en máximos sino en buscar activos que no estén inundados de optimismo pero que puedan transformarse en buenas inversiones con una correcta gestión del riesgo.

Commodities: Energía, Petróleo

La inyección de dinero favorece de manera casi inmediata a los commodities, sin cambiar otras condiciones, a mayor disponibilidad de dinero, mayor será el precio de los commodities. 

Hemos visto subas importantes en el Oro, la plata, otros minerales y también en alimentos, pero el sector petrolero o energético en general aún no recupera los valores pre pandemia. Al contrario vemos cierto pesimismo en el sector y un optimismo tal vez excesivo en propuestas de energías renovables, o vehículos eléctricos, el caso de Tesla. Sin embargo, la situación actual es que la energía utilizable del petróleo es barata y todavía su uso sigue vigente.

Lo interesante es que el precio del petróleo está en los niveles de la crisis del 2009, vemos en el próximo gráfico al petróleo y de Tenaris una acción de la industria que suele acompañar el precio del commoditie. Eso sí, este papel desde mínimos recientes subió un 90%. Como dice Jorge Fedio “en los extremos del mercado es donde más dinero se gana”. Invito al lector a estar pendiente de extremos del mercado que se den de ahora en adelante.

Futuros de petróleo WTI (turquesa) y ADR de Tenaris TS (rojo) desde los pisos de 2009 | WTI gráfico por TradingView

Tecnológicas: Google y Facebook

Más arriba en la nota me refería a ver la situación actual, en el caso de acciones la situación actual tiene dos componentes igualmente importantes: 

1) La empresa en sí, la capacidad de ganar dinero por su modelo de negocios.

2) El precio, afectado por el interés del mercado.

Si bien el sector tecnológico es favorito, ha subido muchísimo, es probable que aún no hayamos visto todo el potencial de estas compañías.

Facebook no es sólo la red social con su nombre, es Instagram, Whatsapp, plataformas por donde la interacción humana fluye como en ninguna otra, desde cada comunicación en un chat, hasta transacciones en marketplaces cada vez más ubicuos.

Google tampoco es sólo el buscador, es Android, es Youtube, también plataformas donde la interacción humana transcurre, donde ya hay negocios que generan beneficios y donde el potencial de nuevos servicios es muy alto. Ambas empresas cuentan con desarrollos de inteligencia artificial que requerirían muchas notas para comenzar a investigar.

Sin embargo, ambas empresas durante 2020 han tenido peor performance que el índice Nasdaq en general, y muchísimo menos que otras compañías con modelos de negocios mucho más endebles.

Futuros de Nasdaq NQ1! (turquesa) vs Facebook FB (rojo) vs Google GOOG (Verde) 2020-2021 | Nasdaq gráfico por TradingView

Mercados Emergentes (o casi): Argentina


En este caso el Precio es el aspecto más importante, podemos ver que las cotizaciones de las acciones argentinas están en niveles de la crisis del 2009, con caídas desde los últimos máximos de más de 80% y casi tres años de bajas hasta los mínimos en Abril de 2020, aún la recuperación es leve si vemos el largo plazo.

Pero no es sólo el precio, las condiciones de tasas bajas y liquidez genera dos ventajas para la Argentina actual: tasas internacionales bajas, lo que podría convertirse en acceso al crédito relativamente barato y suba de commodities, en particular de la agroindustria, y con suerte del sector energético.

Para un enfoque “Contrarian” es la condición ideal, además, seguramente muchas personas al leer este apartado no estén de acuerdo, es decir el pesimismo es reinante aunque las justificaciones abunden.

En el último gráfico vemos el índice Merval expresado en dólares CCL y lo comparamos con el precio de los futuros del poroto de soja, el cual está mostrando una suba muy acelerada desde mediados de 2020.

S&P Merval en dólares (turquesa) vs Futuros de Soja ZM1! desde 2009 a la fecha. | Merval gráfico por TradingView

Conclusiones

El Oro, el Nasdaq, Tesla y el Bitcoin han subido fuertemente desde marzo de 2020 y podrian seguir subiendo, pero estos activos han dado oportunidades de compra muchas veces y no hace tanto tiempo. Quienes analizan los mercados, sea mediante análisis técnico, modelo de ondas de Elliott o análisis fundamental probablemente han encontrado oportunidades en estos activos mediante su propio análisis y no al encontrarlos mencionados en todos los medios, incluso aquellos no especializados en inversiones. Los inversores y filósofos de la materia más destacados nos han dicho de mil maneras que cuando una inversión está en boca de todos es mejor considerar vender que comprar. Es nuestro trabajo buscar las inversiones que den rendimientos en el futuro, así como cubrirnos en caso de que nuestras hipótesis sean incorrectas y como todo trabajo requiere capacitarse y dedicarle esfuerzo y atención.

* Análisis de Clave Bursátil