La provincia de Buenos Aires extendió ayer el plazo para que los tenedores del bono BP21 acepten su propuesta de posponer hasta mayo el pago del vencimiento de capital. Tras fracasar en su primer intento de conseguir el aval del 75% de los acreedores para avanzar en el reperfilamiento, algo previsto en la cláusula de acción colectiva fijada en el título, les dio tiempo a los bonistas hasta 31 de enero para tomar una decisión. Sin salvataje de la Nación, las posibilidades de un default crecen.

En la madrugada del miércoles, el comité de tenedores de deuda de la PBA lanzó un comunicado en el que, si bien señaló que le sugirió a cada uno de los bonistas que analice la propuesta, cuestionó el poco tiempo otorgado para tomar la decisión y la falta "de un plan integral para la deuda". La respuesta oficial, minutos antes de que venza el plazo original, fue darles nueve días más para definir.

"A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado", sostuvo el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López. Su apuesta es convencer a los fondos, compañías de seguros y bancos de inversión con tenencias de BP21, aunque los analistas señalan que no será tarea fácil ya que es un papel con acreedores muy atomizados. Por caso, con el 16,3% del total, el mayor tenedor es el fondo Fidelity.

Fuentes oficiales y del mercado consultadas por este medio dijeron desconocer qué porcentaje del papel está en manos institucionales. De hecho, el comité de acreedores criticó la ausencia de un "proceso formal de identificación de tenedores".

"Es muy alto el 75% y el Gobierno debe estar negociando algo. Pero cualquiera que se pone en contra, ya lo bloquea", sostuvo el socio de Delphos, Santiago López Alfaro.

El analista financiero Christian Buteler coincidió en la dificultad para alcanzar ese número "porque fue un bono con una colocación bastante atomizada, por el poco tiempo y porque no hay una oferta para los bonistas, simplemente se les dice que se les va a pagar en mayo".

Al igual que el país, la provincia enfrenta una crisis luego del megaendeudamiento impulsado en la era Cambiemos, que hizo crecer su stock de pasivos 20% en dólares.

En sintonía con la estrategia diseñada por el ministro de Economía nacional, Martín Guzmán, el gobernador Axel Kicillof busca patear los vencimientos de capital, en este caso por US$250 millones, y sostener el pago de intereses (sí cancelará los correspondientes US$27 millones) para ganar tiempo mientras se negocia con los acreedores privados y el FMI la reestructuración de la deuda soberana. La próxima semana Diputados tratará el proyecto de ley para avanzar en el canje de títulos bajo ley extranjera y el 5 de febrero Guzmán se encontrará con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, en un seminario organizado por el Vaticano.

Lo cierto es que la extensión del plazo hasta el 31 de enero implica que el 26 la PBA no pagará. Así, en caso de no haber consenso, tendrá tiempo hasta el 10 de febrero para realizar el pago sin entrar formalmente en default. Pero Kicillof ya afirmó que no cuenta con el dinero y Nación reconfirmó este martes que no realizará ningún salvataje.

Sobre las consecuencias de una eventual cesación de pagos, hay miradas contrapuestas. López Alfaro no vislumbra un escenario catastrófico en el que los acreedores de la provincia vayan a la justicia para reclamar la activación de las cláusulas de aceleración y de cross default presentes en los títulos para intentar apurar el desenlace y expandir la situación a otros bonos. "No sucedió en 2001 ni tampoco en 2014 con el default técnico del juez (Thomas) Griesa y los fondos buitres. Esto va a seguir con negociaciones, no va a ser el fin del mundo".

En cambio, Buteler sostuvo: "Habría una fuerte caída de los bonos provinciales, lo que habilitaría un ingreso de los fondos buitres, que todavía no entraron. Y ellos pueden pedir que se activen esas cláusulas. Es una estrategia errónea negociar desde una postura de default".

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Guzmán sondeará en Nueva York la disposición de los bonistas a una quita

El ministro junto a Chodos, Kozack y Cubeddu en Washington

Gira clave: Guzmán visita al FMI y tendrá un primer careo con bonistas

El ministro y Georgieva acordaron activar el artículo IV del Fondo

Guzmán buscará asegurar el sábado los votos claves para la reestructuración con el FMI

La titular del Fondo y el ministro se verán por segunda vez en Riad en el marco del G20

El Gobierno logró que el FMI declare insostenible la deuda y apoye quita a acreedores

La misión del organismo se despidió del país

La canasta básica se disparó en enero y la estimación de pobreza ya trepa al 36%

La canasta básica se disparó y la estimación de pobreza trepa al 36%

El salario real cayó 6,1% en 2019 y acumuló una pérdida de 19,5% desde 2015

El salario real perdió casi 20 puntos en los últimos 4 años

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

La inflación se desaceleró al 2,3% en enero, pero el regreso del IVA disparó los alimentos un 4,7%

La inflación se desacelera y le da margen al Gobierno

Con el FMI en el país, Guzmán habló de equilibrio fiscal en 2022 y superávit de 1% recién en 2023

El ministro responsabilizó al Fondo, pero hubo guiño a Georgieva

El Gobierno cambia su táctica y endurece la pulseada con los bonistas

El ministro hablará a las 17 ante los legisladores en Diputados