La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) volvió a subir los tipos de interés de referencia para la política monetaria. De esta manera, la entidad dirigida por Jerome Powell aumentó en unos 50 puntos básicos el costo del crédito, estableciendo la tasa en el nivel de 1,00%, decisión que estuvo en sintonía con las estimaciones de los analistas del mercado.

Después de lo que había sido un 2021 con rendimientos sobresalientes, el mercado parece haber dado un drástico giro en 2022, y ahora la volatilidad ha ganado mucho protagonismo en los principales selectivos de Nueva York.

Lo cierto, es que existen varios motivos detrás de este impulso bajista que se ha visto en los mercados. El primero de todos, y quizás el más relevante para lo que es el mercado financiero, tiene que ver con el inicio de una postura más agresiva por parte de la Reserva Federal.

Powell sigue preocupado por los elevados niveles de inflación

Tras anunciar una nueva suba de tasas, el titular de la entidad, Jerome Powell, aseguró que la Reserva Federal hará lo que sea necesario para frenar el aumento de la inflación, reconociendo que esto podría causar “algo de dolor”.

El dato de inflación de marzo fue el más elevado desde 1982, con la variación mensual en 1,2% y la interanual en 8,5%. Esta dinámica inflacionaria se origina en la política monetaria laxa por parte de la Fed y del financiamiento que se le dio al Tesoro para las políticas de estímulo a causa de la pandemia, que generaron un aumento muy elevado de la base monetaria sin políticas de esterilización posteriores.

A todo esto, se sumó la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia, generando un aumento fuerte en los precios de la energía y los alimentos, que se vieron reflejados en los datos de marzo, con un aumento interanual del 32,0% y del 8,8% respectivamente, afectando las cadenas productivas de varias industrias.

Luego de recibir críticas por la lentitud de la Reserva Federal a la hora de atender el problema de la inflación, la entidad ha comenzado a tomar medidas para evitar que la situación siga deteriorándose.

En la conferencia de prensa que brindó el miércoles, Powell indicó que los aumentos de 50 puntos básicos están sobre la mesa para las próximas dos reuniones de la FED. Además, sugirió que los funcionarios podrían retomar su ritmo de aumento de 25 puntos básicos a partir de septiembre, siempre que las presiones inflacionarias comiencen a mostrar signos de enfriamiento.

¿Qué empresas se han visto beneficiadas en este contexto de elevada inflación?

Bajo este panorama desafiante para la economía norteamericana, las principales compañías del sector de consumo básico, es decir, las que se dedican a la venta al por menor de alimentos, bebidas y tabaco, y las empresas de productos personales y para el hogar, se encontraron entre las más beneficiadas por un escenario inflacionario.

Es por esto último que, entre los seis CEDEARs que mejor rendimiento tuvieron durante el cuarto mes de este 2022 se pueden destacar a compañías como la tabacalera, Altria Group (MO) con una suba del 15%, Procter & Gamble (PG) con un incremento del 13,1% y Coca Cola (KO), que se apreció más de un 11,5% durante abril.

El equipo de Research de IOL invertironline publicó un informe en el que explica cómo pueden replicar algunos ETFs que resultan atractivos en este momento, pero que no se encuentran disponibles en el mercado local.

Entre algunos de esos activos a replicar, se destaca un ETF que sigue a compañías del sector de consumo básico. En este sentido, con el fin de replicar el rendimiento de este fondo, un inversor debería armar una cartera adquiriendo los CEDEARs de: Pepsico (20,8%), Walmart (18,5%), Walgreens (22,3%), Coca-Cola (9,2%) y Altria Group (29,2%).

*Jefe de Research en IOL invertironline