Con sólo dos de las cinco jornadas con variaciones mayores al punto porcentual. La variación de la semana fue del 2,74% negativo, con cuatro días de baja, y quedó apenas por debajo de los 52.500 puntos. Si bien, no vamos a dejar de destacar lo positivo de que el tipo de cambio se mantenga controlado la esperada recuperación de los bonos se sigue postergando lo cual alimenta la incertidumbre respecto a cuánto tiempo más puede durar la tranquilidad cambiaria sin una recuperación de las cotizaciones de instrumentos de deuda dolarizados. Más allá de esto último, sí parecen consolidar un piso en estos valores pero nos queda pendiente un arranque sostenido al alza.

 
S&P Merval por TradingView

Los papeles tuvieron también una semana con poca emoción en la plaza de Nueva York con variaciones bastante repartidas en alzas y bajas, pero sin dejar de lado la decepción que genera la postergación de confirmaciones alcistas (algo similar a lo de los bonos) en este contexto es que seguimos considerando estos niveles en mínimos de consolidación luego de tanta paliza acumulada. La empresa argentina de la semana, y prácticamente la única con una suba destacable fue por lejos Globant con un +18% y que si no mete una pausa la semana entrante creo que confirma una continuación a la zona de USD 250 (17% de alza desde precios actuales). A la baja no hubo nada comparable pero hay un podio de papeles castigados conformado por TEO (10,42%), IRS (7,01%) y CRESY (5,57%). A pesar de mis quejas, sigo viendo con buenos ojos los bonos para tener en cartera.

 

Los mercados extranjeros ofrecieron un poco más de entretenimiento en comparación a los activos locales, con la volatilidad que siempre viene de la mano de los anuncios importantes, en este caso con la FED ratificando el miércoles que mantiene la tasa en 0,25% y dejando clara la intención de no modificarla y especialmente no aumentarla durante el año que viene. Los índices de EE.UU. tuvieron una buena semana, con el S&P 500 que subió 1,25%, el Nasdaq más firme subiendo 2,93% generándose una pequeña disparidad respecto a los valores de referencia ya que el índice tecnológico si logró superar los 12500 puntos pero no así el S&P 500 que sigue debajo de los 3750/800, veremos cual se acopla a cual.

SPX 500 por TradingView

Los commodities lógicamente no fueron ajenos a la noticia de la semana y tuvieron una reacción muy positiva,  tanto metales preciosos (Oro +2,28%, Plata +7,79%) como el Petróleo (+5,30%). El Bitcoin logró finalmente superar los USD20.000 (máximo histórico de fines de 2017) y lo hizo con una volada que lo dejó en torno a USD24.000 abriendo un panorama sumamente auspicioso para la criptomoneda (y por traslación para todas las demás) en el mediano y largo plazo.

 

Mirando a los vecinos, el índice Bovespa subió un 2,52% y quedó sobre 118 mil puntos, cotizando ya en los valores previos a la caída por el covid, mientras que el real tuvo una pequeña depreciación de 4 centavos frente al dólar y quedó en R$ 5.10.

Con respecto a lo venidero, es clave que el S&P Merval logre sostenerse sobre los 52.000 puntos mientras seguimos mirando a los bonos dolarizados si a la consolidación de mínimos logran sumarle un arranque sostenido al alza (en ese sentido sería importante que el AL30D logre un cierre semanal sobre USD 40,50), lo mismo que esperamos en los ADRs. En los índices extranjeros, ver que índice se acopla a cual y si Brasil logra la superación de los máximos previos al palazo de marzo.

*Análisis de TM Inversiones