El Ministerio de Economía saldrá este viernes a colocar deuda de corto plazo, en un intento por juntar unos $100.000 millones que le permitan al Tesoro cerrar el mes con un saldo positivo y reducir así la dependencia de la emisión monetaria del Banco Central.

Según informó el Palacio de Hacienda, el equipo de Martín Guzmán pondrá a disposicion de los inversores cinco títulos con vencimiento a fin de noviembre, fin de diciembre, fin de enero y fin de febrero, que se reabrirán para esta licitación. Según se desprende del comunicado oficial, el Gobierno volverá a apostar a que la reducción en el tiempo de expiración de los bonos compense el temor de los operadores por el resultado electoral, al tiempo que los mayores montos se buscarán con Letras a tasa fija, las que en este momento más demanda el mercado.

Además, la Secretaría de Finanzas introdujo una modificación respecto a las últimas operaciones de este tipo, dado que "los instrumentos que se licitan forman parte del Programa de Creadores de Mercado", de acuerdo al parte de prensa. Así, los aspirantes a este plan podrán el lunes 30 de agosto, desde las 11 hs. y hasta las 13:30 hs., a través del sistema de licitaciones, "presentar en la segunda vuelta una oferta por cartera propia y una o varias por cuenta y orden de terceros, la que será por adhesión y al mismo precio de corte de la primera vuelta". "El monto total a licitar será por hasta un monto máximo del 20% del total adjudicado en primera vuelta de cada uno de los instrumentos", precisó Economía.

La mayor cifra en esta nueva emisión del Tesoro pasará por la Ledes al 30 de noviembre, que no tendrá precio máximo pero sí monto: $45.000 millones. En tanto, se ofrecerá al mismo plazo una Lepase más 3%, atada a la tasa de política monetaria del BCRA, con la que buscará financiamiento por un mínimo de $10.000 millones.

Por su parte, habrá otras dos Letras a descuento al 31 de diciembre y 31 de enero, por al menos $25.000 millones cada una, y precio máximo de $885,75 y $856,15, respectivamente, es decir, se dispuso una tasa mínima a quienes suscriban.

Por último, se licitará la reapertura del papel X28F2, una Lecer que se cancela el 28 de febrero, ajustada por inflación, por un piso de $5.000 millones.