A las oportunidades hay que aprovecharlas Si cada crisis es una oportunidad, como sostienen muchas personas, entonces hay que aprovechar una crisis para salir mejor. Y eso es lo que hizo Warren Buffett, el multimilllonario estadounidense que lidera uno de los conglomerados inversores más grande del mundo, Berkshire Hathaway. Según revelaron nuevos documentos regulatorios, el magnate aprovechó la turbulencia del mercado actual para comprar millones de acciones y sumar nuevas posiciones a su cartera, entre las que hay de todo: empresas de entretenimiento, petróleo y bancos

El mercado de acciones atraviesa un inicio del año muy movido, golpeado principalmente por la guerra Rusia-Ucrania y los efectos que tuvo en varos sectores de la economía mundial. En este contexto, Warren Buffett ordenó hacer una compra agresiva durante la caída que sucedió el primer trimestre, con un desembolso estimado de 51.000 millones de dólares en acciones de Citigroup, Paramount y Chevron, entre otras.

Gracias a estos inteligentes movimientos —inteligentes ahora, que ya se ven los resultados—, la fortuna del multimillonario es una de las dos que aumentó desde enero, entre los patrimonios más grandes del mundo. Actualmente, Buffett está en el puesto número cinco en el índice de Bloomberg, una clasificación diaria de las personas más ricas del mundo. Su patrimonio neto total es de 112.000 millones de dólares.

Las inversiones de Warren Buffett

¿Dónde puso su dinero Warren Buffett para poder incrementar su fortuna? La mayor parte de sus compras ocurrieron a principios de marzo. Berkshire Hathaway adquirió 55 millones de acciones de Citigroup (con un valor aproximado de 2600 millones de dólares) y 69 millones de acciones del gigante de los medios Paramount Global (con un valor aproximado de 1900 millones de dólares). 

Gracias a su adquisición, Berkshire Hathaway ahora posee una participación de más del 10% en Paramount, que cambió su nombre de ViacomCBS a principios de 2022. También reveló una nueva participación de USD 390 millones en Ally Financial el último trimestre. Todo esto tuvo una buena respuesta en el mercado, ya que las acciones de las tres empresas subieron el martes tras la noticia de que Buffett había comprado títulos: Paramount subió un 14%, Citi un 7% y Ally casi un 5%.

 

No fueron las únicas: Berkshire Hathaway también realizó compras considerables en las compañías de energía Chevron y Occidental Petroleum, en el gigante tecnológico HP y en la compañía de videojuegos Activision Blizzard. El conglomerado agregó 3,8 millones de acciones de Apple durante la venta masiva de acciones tecnológicas en el primer trimestre, lo que llevó el total de acciones de Apple a 890,9 millones. 

De esta manera, el conglomerado inversor de Buffett ahora posee aproximadamente 159 millones de acciones en Chevron (con un valor de alrededor de 27.000 millones de dólares), 143 millones de acciones de Occidental (casi USD 10.000 millones), 121 millones de acciones de HP (más de USD 4.000 millones) y 64 millones de acciones de Activision (alrededor de 5.000 millones de dólares).

Las acciones que quedaron en el camino

Para aumentar su patrimonio, Buffett también vendió acciones que, no casualmente, no rindieron bien en estos meses. Durante el primer trimestre vendió lo que quedaba de sus acciones en Wells Fargo, ya que el año pasado se había desprendido del 98% por escándalos de malos tratos en la empresa.

El "Oráculo de Omaha" de 91 años, como se lo conoce, también vendió casi la totalidad (99%) de su participación de 8.000 millones de dólares en el gigante de las telecomunicaciones Verizon. Ahora solo le quedan 1,4 millones de acciones, muy por debajo de los más de 150 millones de acciones que poseía a fines de diciembre de 2021. 

 

También redujo su participación en Royalty Pharma, Store Capital y Kroger el último trimestre, mientras que se deshizo por completo de Bristol Myers Squibb y AbbVie después de reducir constantemente esas existencias de medicamentos.

Bank of America, American Express, Coca Cola y Kraft Heinz se encuentran entre las mayores participaciones accionarias de Berkshire. Una participación más pequeña, pero aún notable, es Amazon, informó Investors. Así, el estilo de inversión de Buffett se mantiene intacto: empresas estables, que producen constantemente flujos de efectivo y no se valoran por encima de los múltiplos del mercado.