Con la mente concentrada en las fichas, en las piezas o en los bloques, el entretenimiento pone en suspensión el afuera, el difícil contexto de la pandemia. Al menos por un rato. Los juegos de mesa se convirtieron en momento de encuentro hogareño y tuvieron un fuerte volumen de ventas online durante estas semanas de aislamiento obligatorio, un tenue paliativo para un sector afectado como todos al freno de actividad.  

"Juegos de mesa es una de las categorías de Mercado Libre que más viene creciendo a raíz de la cuarentena", confirmaron fuentes de la plataforma. La lista de los productos más vendidos durante el período en las últimas semanas de abril está formada tanto por los clásicos que se pasan de generación en generación como por básicos como rompecabezas. En la cima están: el juego de mesa Katamino Maldon , rompecabezas, Monopoly Classic, El Ilustrado, el entrañable (e interminable) Teg y el Juego de la Vida que, con su ruleta rusa de casamiento, graduación, hijos y pago de deudas nos tiene a todos avanzando casilleros desde hace décadas.

Desde la juguetería City Kids que está realizando pedidos puerta a puerta, señalan: "Al principio de la cuarentena aumentaron en un 80% las consultas de juegos de mesa, como rompecabezas, bloques y ladrillos para armar", dice Silvina Centanaro, responsable de marketing de la empresa, que señala además entre otros juguetes elegidos las masas con textura y las valijas Juliana y los más tradicionales como autos y muñecas, cada vez más pedidos. A raíz de esto, se incorporaron 2 nuevas líneas de atención al cliente para venta y post venta. "Antes del aislamiento la venta de juguetes a través de la página web representaba el 5% de las ventas totales de la marca. Durante la cuarentena las ventas web se incrementaron en un 75%", agrega. El sector está solicitando la habilitación de los proveedores para entregar mercadería y el retiro de productos de forma presencial de los clientes en los locales. 

Emoción puesta en el tablero

"El juego en todas las edades, desde el punto de vista de la psicología, es una vía de expresión y canalización de las emociones. En estos momentos, de ansiedad y estrés por la emergencia sanitaria y el aislamiento que incrementa eso, el juego es un recurso necesario a todas las edad y está a la mano de todas las personas", explica la Licenciada Valeria Maimone, psicóloga de Swiss Medical Medicina Privada. Puntualiza que en el caso de los juegos de mesa intervienen el azar, el razonamiento, la inteligencia, la estrategia. Se estimula la concentración y la memoria.  

Otro beneficio importante, destaca la especialista, es lo vincular. "Si bien cada miembro de la familia puede estar pasando distinto la cuarentena, a la hora de establecer algún juego se neutraliza este escenario de las diferencias y potencia el compartir un momento desde el acercamiento. Pone la situación en una paridad. Las reglas del juego son para todos las mismas, es espacio de intercambio y nos corre del escenario de la información constante", indica Maimone. 

Más notas de

Paula Boente

American Food Week: platos típicos made in USA

American Food Week: platos típicos made in USA

El poder del té: negocio, disfrute y salud

El poder del té: negocio, disfrute y salud

Escapadas de verano: cinco destinos para tomarse un respiro

Escapadas de verano: cinco destinos para tomarse un respiro

Las series más esperadas de 2022

Las series más esperadas de 2022

Cobra Kai estrena cuarta temporada: más patadas y nostalgia ochentosa

Cobra Kai estrena cuarta temporada: más patadas y nostalgia ochentosa

Landscapers: un crimen, entre la realidad y la ficción

Landscapers: un crimen, entre la realidad y la ficción

Vacaciones en marcha: cómo veranean los argentinos en 2022

Vacaciones en marcha: cómo veranean los argentinos en 2022

Clásico y moderno: la evolución del pan dulce

Clásico y moderno: la evolución del pan dulce

Poner el cuerpo en acción: tendencias fitness

Poner el cuerpo en acción: tendencias fitness

Turismo de Bienestar: poner mente, cuerpo y emociones en equilibrio

Turismo de Bienestar: poner mente, cuerpo y emociones en equilibrio