Argentina es uno de los países de la región con mayor penetración de las criptomonedas y son varios los proyectos vinculados a este tipo de activos que florecieron en el país durante los últimos meses. En este sentido, trascendió un hecho histórico para el mundo cripto: dos empresas del agro realizaron el primer transacción de soja digitalizada del mundo. 

Según indicaron mediante un comunicado, la firma EDP Agro y la empresa Biofilm realizaron una transacción con “criptosoja”, conocida SOYA y creada por la fintech Agrotoken. Si bien la transacción se hizo el 30 de agosto, la novedad se conoció en los últimos días.

La operación tuvo una duración de 8 minutos y los tokens se utilizaron para cancelar una factura de insumos por un importe de $2.320.997,95. Para ello, se utilizaron un total de 70,1157 criptomonedas SOYA equivalentes a una tonelada de soja cada una

 “A partir de ahora los productores que tokenicen sus cultivos podrán adquirir insumos y servicios de forma más eficiente y segura, a través de links y códigos QR, con absoluta seguridad, gracias a la tecnología blockchain”, afirmó Agrotoken.

¿Cómo funciona SOYA?

"En cada Token de Criptosoja SOYA, hay una tonelada de soja real custodiada en un acopio que lo respalda. Esta tonelada, a su vez, está validada por medio de la PoGR ("Prueba de Reserva de Granos", por sus siglas en inglés), que es transparente, segura, descentralizada y auditable en todo momento mediante la blockchain de Ethereum (el sistema que la gestiona)", detalló la fintech agro.
 
Estas características convierten a SOYA y a CORA en stablecoins, un tipo de criptomoneda que tiene como valor de referencia el precio de otra moneda, como puede ser el dólar, o commodity. Esto la diferencia de otras criptodivisas, como bitcoin o ethereum, cuyo valor no está respaldado por otro activo. En el caso de token SOYA, equivale a una tonelada de soja, mientras que en CORA es igual a una tonelada de trigo. 

Tokenizar el 5% de la producción mundial de soja

Un dato importante que resaltaron desde Agrotoken es que en la Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay, se concentra casi el 60% de la producción de soja mundial. Por esta razón, aseguraron que SOYAabre un nuevo vertical en el mundo de los criptoactivos y de las finanzas en general”. 

Su objetivo es claro, buscan “tokenizar el 5% de la producción mundial de soja”. Además, destacaron que el proceso “no altera" el circuito del negocio tradicional de compra venta de granos “sino que funciona como una solución digital para los productores del campo".