Los datos de la caja negra del avión de China Eastern que se estrelló el 21 de marzo y le costó la vida a las 141 personas a bordo, tomó un giro más trágico y misterioso en las últimas horas: sugieren que el estrepitoso descenso ocurrió por una maniobra intencional, provocada por el piloto o por alguien que logró entrar en la cabina, reveló el Wall Street Journal.

"El avión hizo lo que le dijo alguien en la cabina", le dijo al Journal uno de los norteamericanos relacionados a la investigación, destacando que la conclusión surge de la información extraída de la grabadora de datos, en sintonía con la falta de detección de problemas mecánicos, o de control de vuelo, por parte de las autoridades chinas. 

Rescatistas chinos trabajando en el lugar del accidente

La investigación

Las autoridades chinasencargadas de dirigir la investigación en la que participan sus pares estadounidenses, avisaron que pueden tardar ''al menos'' un año en concluir con los resultados oficiales de lo sucedido. El vuelo MU5735 del avión Boeing 737-800 de China Eastern se encontraba volando entre Kunmin y Guangzhou cuando ocurrió el accidente que le quitó la vida a 132 pasajeros y 9 tripulantes

''Cualquier especulación no oficial puede interferir en la investigación del accidente y afectar al progreso real de la industria del transporte aéreo mundial'', fue lo que explicaron desde la aerolínea China Eastern al Wall Street Journal, aunque en su momento descartaron la hipótesis de intrusión en la cabina. 

Los datos de la caja negra indican que alguien presionó los controles para forzar al avión a caer en picada, aunque las autoridades chinas manifestaron que nadie del avión les envió un código de emergencia antes de la colisión. El avión Boeing cayó casi 7.000 metros en poco más de un minuto, previo a impactar contra las montañas del sureste de China.

Antecedentes

El 737 MAX Boeing, Sriwijaya Air, es la versión moderna del avión chino más vendido. Permaneció en tierra durante tres años después de dos accidentes mortales; el primero frente a la costa de Indonesia en octubre de 2018 y, el segundo, en Etiopía en marzo de 2019. Autoridades de Indonesia informaron que un fallo mecánico en las palancas de aceleración de los motores pudo haber causado el accidente. 

En territorio chino, el último accidente de magnitud similar había ocurrido en 2012, cuando un aéreo de Henan Airlines se estrelló en la aproximación al aeropuerto de Yichun Lindu y causó la muerte de 44 personas

China Eastern dejó en tierra su flota del Boeing 737-800 sólo durante un mes, debido a una inspección de seguridad que ofreció pocos detalles nuevos sobre el accidente. Se trata de los peores desastres aéreos del gigante asiático en más de una década.