Las tensiones entre Estados Unidos, Rusia y China van en aumento, al tiempo que India y Pakistán continúan enfrentados y la guerra en Ucrania no cesa. Con varios conflictos internacionales en su peor momento, y con otros por venir, el mundo volvió a experimentar un miedo que no sentía hace mucho: la posibilidad latente de un apocalipsis nuclear. Un solo botón desde una de las potencias podría cambiar el planeta para siempre. 

El miedo se tradujo en estimaciones, que dejaron resultados para nada alentadores: una guerra nuclear "pequeña" entre India y Pakistán —que tienen apenas el 3% de las reservas mundiales— acabaría con un tercio de la población mundial. Mejor ni imaginar qué pasaría en un conflicto entre potencias: Rusia y Estados Unidos podrían terminar con la vida del 75% de las personas que habitan el planeta. 

Ante este escenario, que a cualquiera le pone los pelos de punta, ¿qué posibilidades de sobrevivir hay en la Argentina? Según los mismos científicos que hicieron el estudio de la destrucción, los argentinos están en el mejor lugar posible. El país, aún con sus crisis económicas, políticas y sociales, Argentina es el mejor país del mundo para sobrevivir una guerra nuclear

Qué pasaría en una guerra nuclear

Los cálculos del apocalipsis nuclear no solo tienen en cuenta las personas que morirían por efectos directos —la explosión, los incendios y la radiación—, sino también por lo que sucedería después. En este sentido, el estudio publicado en Nature graficó que el hollín lanzado a la atmósfera después de un intercambio nuclear taparía el Sol, desembocando en una reducción drástica de la temperatura, última vez vista en la Era del Hielo.

Con todos estos efectos, se destruiría la producción de cultivos y la hambruna se haría presente en todo el mundo. Del Hemisferio Norte quedaría muy poca gente. Por ejemplo, medios británicos remarcaron que solo el 10% de la población de Gran Bretaña podría sobrevivir a una posible guerra nuclear.

La distancia de Argentina con el resto del mundo le da una ventaja impensada

"Todo el mundo entiende que los efectos directos de la guerra nuclear serían terribles, como vimos en Hiroshima y Nagasaki. Nuestro trabajo muestra que más de diez veces más personas podrían morir en el resto del mundo debido a los impactos sobre el clima y la agricultura", dijo el profesor Alan Robock, uno de los líderes del estudio.

Donde las bombas nucleares no llegan

Pese a que ningún lugar es seguro frente a una guerra nuclear, los científicos aclararon que Australia y Argentina son los dos lugares del mundo con más chances de sobrevivir ante un conflicto de esas características.

¿Por qué? Lo más importante es la distancia con el resto del mundo. Ser de los países más alejados del Hemisferio Norte, del centro de Europa y de las principales potencias le brinda a Argentina y Australia una protección extra, ya que la onda expansiva de las bombas nucleares no llegaría hasta estos territorios.

Muchas personas podrían migrar a Argentina en caso de una guerra nuclear

La otra ventaja pasa por los cultivos de ambos países, que son "más resistentes" y producidos en grandes cantidades. De esta manera, argentinos y australianos podrían mantenerse alimentados por mucho más tiempo y así sobrevivir a una posible hambruna mundial. "Todavía habría suficiente producción nacional, te podés imaginar que habrá flotillas de refugiados hambrientos de Asia en su camino hacia allí", dijo el profesor Robock a The Times.

"¿Quieres sobrevivir a la guerra nuclear? ¡Vete a Argentina!", aseguró el Daily Mail. Quizás, en el evento de una guerra nuclear, las visitas al país no sean de turismo, sino de supervivencia. Porque Argentina es, como casi ningún país, el lugar donde las bombas y los apocalipsis nucleares no llegaran, afirma en una nota.