El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, eligió a su secretario general de la Presidencia, Jorge Oliveira, para sustituir a Sergio Moro como ministro de Justicia, tras la renuncia de este último presuntamente por la destitución del director de la Policía Federal.

Según fuentes de la Presidencia brasileña, Oliveira no quería aceptar el cargo, pero Bolsonaro se lo ha encargado como una "misión", informó el periódico brasileño "Estadao".

El actual secretario de Asuntos Estratégicos, el almirante Flávio Rocha, es el principal candidato a sustituir a Oliveira como jefe de la Secretaría General de la Presidencia.

Además Bolsonaro confirmará a Alexandre Ramagem, actual director general de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin), como nuevo director de la Policía Federal en sustitución de Maurício Valeixo.

El viernes, con Moro ya destituido, Bolsonaro y él cruzaron una serie de mensajes sobre la intención de Bolsonaro de destituir a Valeixo, al parecer porque quería investigar a diputados afines al presidente.

Moro explicó que le dijo a Bolsonaro que no tenía "ningún problema" en cambiar al director de la Policía, siempre y cuando hubiese una razón justificada, por ejemplo "un error grave" por parte de Valeixo.

Mientras tanto, Brasil ha superado los 58.000 casos de coronavirus, la mayor cifra en la región, además de sumar 3.407 decesos. En ese marco, siete exministros de Salud anunciaron que denunciarán al presidente Bolsonaro ante el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU por su actuación frente a la pandemia del coronavirus.

Los exfuncionarios han acusado a Bolsonaro de violar los derechos a la salud y a la vida, además de acusarlo de un "potencial genocidio" por no seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de la Organización Mundial de la Salud.