El presidente Jair Bolsonaro se reunió en el Palácio do Planalto, la sede del poder ejecutivo del Gobierno Federal brasileño, con la diputada alemana Beatrix von Storch, nieta de un ministro de Adolf Hitler, integrante del partido Alternativa para Alemania, un partido alemán de ultraderecha, sospechada de minimizar el holocausto y propagar ideas xenófobas y extremistas.

La reunión se hizo pública cuando la propia parlamentaria compartió una elogiosa publicación en su instagram. "Una reunión impresionante en Brasil: me gustaría agradecer al presidente brasileño por su amistosa recepción y estoy impresionada por su clara comprensión de los problemas de Europa y los desafíos políticos de nuestro tiempo", escribió von Storch.

El viernes, la referente de la derecha alemana había sido recibida por uno de los hijos del presidente, Eduardo Bolsonaro, también diputado nacional: "Estamos unidos por ideales de defensa de la familia, protección de fronteras y cultura nacional", escribió tras el encuentro.

En la publicación, además de Beatrix y el presidente Jair Bolsonaro, se encontraba el esposo de la parlamentaria, Sven von Storch.

La diputada alemana es investigada por el Servicio de Inteligencia alemán por propagar ideas neonazis, xenófobas y extremistas. Beatrix es la nieta de Johann Ludwig Schwerin von Krosigk, ministro de Finanzas de en el gobierno de Hitler. Durante los juicios de Núremberg, von Korsigk fue sentenciado a 10 años de prisión por crímenes de guerra.

Actualmente, el partido de Von Storch, AfD ha concretado posturas más duras, a pesar de perder apoyo popular en los sondeos cada año. Las encuestas señalan que su popularidad descendió de un 12,4% en el 2016 a un 10%, así como contar únicamente con 88 diputados sobre 709 que integran el congreso.  

Ola de críticas por los encuentros anteriores

La semana pasada, Beatrix se había reunido con los diputados federales Eduardo Bolsonaro (PSL-DF) y Bia Kicis (PSL-DF), presidenta de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara. 

El Museo del Holocausto se manifesto ante las reuniones y señalo que "Alternativa para Alemania es un partido político alemán de extrema derecha, fundado en 2013, con un discurso racista, sexista, islamófobo, antisemita, xenófobo y fuerte contra la inmigración", puntualizo el museo en sus redes sociales. 

"Es evidente la preocupación. La preocupación que representa esta aproximación entre una figura parlamentaria brasileña y Beatrix von Storch para los esfuerzos por construir una memoria colectiva del Holocausto en Brasil y para nuestra propia democracia” agregaron. 

De igual manera,  la Confederación Israelí de Brasil (CONIB) realizó un pronunciamiento ante las conversaciones que la diputada Bia Kicis mantuvo con von Storch.  "CONIB lamenta la recepción que se le dio al representante del Partido Alternativa por Alemania (AfD) en Brasilia. Es un partido extremista, xenófobo, cuyos líderes minimizan las atrocidades nazis y el Holocausto." expresaron en la carta que enviaron a Kicis.

Brasil es un país diverso, pluralista, que tiene una tradición de acogida de inmigrantes. CONIB defiende y busca representar la tolerancia, diversidad y pluralidad que definen a nuestra comunidad, valores ajenos a este partido xenófobo y extremista ”, concluyo la confederación.