El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció una serie de nuevas medidas ante una segunda ola de coronavirus en el Reino Unido, que incluyen un horario de cierre para pubs y restaurantes a las 22 y un pedido para que quienes puedan se queden en sus hogares trabajando a distancia.

"Quisiera subrayar que no se trata de ninguna manera de un retorno al confinamiento total de marzo, no estamos emitiendo una instrucción general de quedarse en casa, vamos a asegurar que los colegios, los institutos y las universidades permanezcan abiertos porque nada es más importante que la educación, la salud y el bienestar de nuestros jóvenes", indicó Johnson.

El primer ministro llamó a seguir con el teletrabajo a aquellos que puedan hacerlo, y anunció que a partir del 24 de septiembre, los pub y restaurantes deberán cerrar a las 22.00, mientras que los pedidos se tomarán a los clientes sentados a las mesas, y todo el personal de los comercios y restaurantes deberá llevar mascarilla.

En tanto que se redujo el número de invitados a casamientos de 30 a 15 personas, y se fijó un tope de 30 asistentes a funerales, según señaló el sitio web Sputnik.

Mientras que se decidió extender a todos los deportes de equipo para adultos la "Regla de los Seis", es decir, reuniones de un máximo de seis personas.

Asimismo se decidió hacer más severas las sanciones por incumplimiento de las normas: por ejemplo la multa mínima por no cumplir la "Regla de los Seis", al igual que por no llevar la mascarilla, ascenderá a 200 libras esterlinas (255 dólares). Johnson no descartó sumar a efectivos militares para controlar el cumplimiento de las normativas junto con el personal policial.

El primer ministro británico advirtió que las medidas estarían vigentes por seis meses y, además, podrían aplicarse restricciones más severas. También señaló que al menos 8% de la población ya tiene anticuerpos contra el coronavirus y que el aumento de los contagios no está relacionado solo con un mayor número de pruebas.