El secretario del Tesoro brasileño, Bruno Funchal, dijo que el gobierno analiza la posibilidad de permitir a los ciudadanos del país retirar dinero de sus fondos de pensiones, como una medida de emergencia en medio de la crisis del coronavirus.

La medida ya fue permitida en Perú y actualmente es discutida en el Congreso en Chile.

"Sabemos que tiene beneficios, pero puede traer algunos costos", comentó Funchal en un evento en línea, sin ofrecer mayores detalles.

El funcionario respondió consultas sobre si permitir el retiro de dinero podría dañar a los bonos del Tesoro del país, en los que invierten los fondos de pensiones. No entregó una respuesta clara, diciendo que el Ministerio de Economía aún estaba debatiendo el tema.

Preocupaciones similares surgieron en Perú cuando se propuso la medida en marzo, y finalmente el Banco Central ofreció liquidez a los fondos de pensiones para que no vendieran los bonos soberanos del país y con eso financiar los retiros.

A medida que continúa la crisis debido al coronavirus, Brasil y otros países debaten si extender el respaldo financiero de emergencia a los ciudadanos.

Funchal advirtió que el Gobierno estaba comprometido a no incrementar el gasto público general este año, lo que significa que cualquier respaldo necesitaría ser equilibrado.

Informe focus

El mercado financiero brasileño, que reúne a más de 100 bancos, brokers y gestores de fondos del país, ha moderado sus previsiones con respecto al Producto Interior Bruto ( PIB) de Brasil para este año, con una contracción del 5,95 por ciento.

El informe semanal Focus del Banco Central de Brasil, que recoge otras previsiones macroeconómicas, ha mejorado de esta forma las perspectivas para la economía brasileña, puesto que hace cuatro semanas la proyección del PIB contemplaba una caída del 6,5 por ciento.

Respecto a las previsiones económicas del país para 2021, el mercado estima un crecimiento del 3,5%, mientras que las proyecciones para 2022 y 2023 apuntan a un crecimiento más moderado del 2,5%.

Por otro lado, los pronósticos de los economistas consultados para los tipos de interés, medidos por la 'tasa Selic', apuntan a una nueva rebaja por parte del Banco Central de Brasil pasando del 2,25% actual hasta un 2%. Las previsiones de este indicador son del 3% en 2021, del 5% en 2022 y del 6% en 2023.

La tasa de cambio entre el real brasileño y el dólar estadounidense se sitúa en 5,2 reales por cada dólar para este año, según los analistas.