Las autoridades de Beijing dispusieron testeos masivos y el confinamiento en varios barrios de la capital china, tras hallar días atrás un nuevo foco de coronavirus en el principal mercado de la ciudad que ha producido al menos 79 nuevos contagios hasta el momento.

" Beijing ha entrado en un periodo extraordinario. Pueblos y comunidades residenciales deben trabajar rápidamente, en estado de guerra, para prevenir la transmisión del virus en la capital", afirmó en rueda de prensa el funcionario municipal Xu Ying.

Por el momento, según informó el diario oficial Global Times, más de 100.000 trabajadores supervisan ya a 7.120 comunidades vecinales para frenar la propagación del virus.

En la última jornada las autoridades chinas reportaron 59 nuevos casos en la ciudad, donde ahora se lleva a cabo una campaña masiva de testeo a todo ciudadano que estuviera en contacto con el mercado de alimentos frescos de Xinfadi, el nuevo foco de contagios, ahora cerrado por las autoridades. Los trabajadores de este punto comercial, unos 1.500, más otros 4.000 titulares de puestos de venta permanecen en cuarentena. 

La hipótesis de algunos expertos es que el nuevo brote podría haber llegado por medio de salmón congelado importado desde Europa. Sin embargo el origen es todavía incierto, por el momento sólo ha trascendido que el virus fue detectado en una tabla de cortar pescado empleada por un vendedor de salmón importado. 

Un alto funcionario del barrio de Haidian informó sobre la detección de más personas infectadas en Yuquandong, otro mercado mayorista del noroeste de la capital. El establecimiento se encontraba estrictamente vigilado por policías y guardias.

Las autoridades decretaron el cierre de los puntos de venta y escuelas aledañas, y ordenaron el confinamiento en diez zonas residenciales cercanas.

Entre las personas que tuvieron contacto cercano con infectados vinculados al mercado de Yuquandong, algunos fueron automáticamente puestos en cuarentena. Otros tendrán que llevar consigo "termómetros inteligentes" permanentemente para poder controlar su temperatura a distancia.