El ex presidente colombiano Alvaro Uribe Vélez anunció, a través de su cuenta de la red social Twitter, que renunciará a su banca en el Congreso de la República luego de haber sido llamado a indagatoria por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, por presunta presión a testigos.

En un mensaje en su cuenta de esta red social el expresidente aseguró sentirse "moralmente impedido para ser senador", razón por la que dijo que enviará su carta de renuncia al Senado de la República, desistiendo de ocupar ducho cargo.

Minutos después de su mensaje Uribe publicó en la misma cuenta una breve carta en la que anunciaba su decisión y le pide tanto al presidente del Senado, Ernesto Macías, como a los demás senadores que le acepten la renuncia.