Un Brexit liderado por el primer ministro Boris Johnson podría convertirse en un "Thatcherismo con esteroides" debido al riesgo que implicará para los derechos laborales, advirtió el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn.

"La amenaza existe porque los conservadores de Boris Johnson quieren secuestrar el Brexit para vender el NHS (sistema nacional de salud británico) y vender a los trabajadores, quitándoles sus derechos. Si tienen la oportunidad, reducirán nuestros derechos en el trabajo, nuestros derechos a vacaciones, descansos y licencias", aseguró Corbyn.

El líder laborista argumenta que el Partido Conservador pretende acercar al Reino Unido al modelo de Derecho laboral estadounidense, reduciendo las vacaciones anuales a 10 días y sin asistencia sanitaria pública.

"Lo que los conservadores de Boris Johnson quieren es secuestrar el Brexit para catalizar un "thatcherismo con esteroides", según Corbyn, aludiendo a la ex primera ministra Margaret Thatcher.