Los últimos tres presidentes de los Estados Unidos de América quieren recibir públicamente la vacuna contra el coronavirus (Covid-19), luego de ser aprobada, para ayudar a promover la seguridad del medicamento.

George W. Bush y Bill Clinton informaron sus intenciones a CNN, mientras que el expresidente Barack Obama ya declaró en una entrevista, que se publicará este jueves, que está dispuesto a vacunarse frente a las cámaras de televisión.

Según el NY Post, Bush ya se habría puesto en contacto con Anthony Fauci, director del Instituto Estadounidense de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y Deborah Birx, coordinadora de respuesta al Covid-19 de la Casa Blanca, para informarles de su voluntad de ayudar a alentar a los ciudadanos estadounidenses a recibir la vacuna, según informó a CNN su jefe de gabinete, Freddy Ford. 

Primero, se debe garantizar la seguridad y eficacia de la vacuna. Luego, "tomará la vacuna en una transmisión pública para alentar al resto de los estadounidenses a hacerlo", reportaron sobre Bill Clinton, quien también está disponible para hacer lo mismo "tan pronto como la vacuna esté disponible".

Una vez que se demuestre que la vacuna es eficaz, los tres expresidentes la recibirían

Obama, en una entrevista con SiriusXM, prometió tomar la vacuna tan pronto como se considere segura. "Te prometo que cuando esté hecho para personas que corren menos riesgo, lo tomaré", dijo Obama, y agregó que promete "llevarlo por televisión o filmar el momento". "Es para que la gente sepa que confío en la ciencia, y en lo que no confío es en estar infectado por Covid", declaró Obama.

En Estados Unidos esperan comenzar la campaña de vacunación contra el Covid-19 antes de mediados de diciembre, una vez que obtengan la aprobación de las autoridades sanitarias.

La autorización de la vacuna Pfizer

Diez meses después de poder aislar y secuenciar el coronavirus, el grupo farmacéutico Pfizer y BioNTech ya pidieron a la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos que autorice su vacuna contra la enfermedad provocada por el Covid-19. En este sentido, la agencia de Estados Unidos anunció que la reunión del comité asesor de vacunas para revisar la solicitud se llevará a cabo el 10 de diciembre.

La opinión de este comité es consultiva, ya que la decisión de autorizar o no la vacuna estará en manos de científicos de la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos. Si hay 'luz verde', la vacuna se puede tomar en la primera quincena de diciembre.

La aprobación final está a cargo de la FDA

Se espera que la vacuna de Moderna Inc, que emplea una tecnología similar a la de Pfizer y tuvo una efectividad de casi el 95% en su ensayo fundamental, se revise una semana después.

El gobierno, todavía liderado por Donald Trump, planea vacunar a 20 millones de personas de riesgo en diciembre y, posteriormente, de 25 a 30 millones por mes.

Los estados esperan distribuir una vacuna Covid en tan solo dos semanas. Moderna y Pfizer solicitaron a fines del mes pasado autorizaciones de emergencia de la FDA para sus vacunas. Se espera que las revisiones de la FDA tomen algunas semanas.

El martes, un panel de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades votó 13-1 para dar a los trabajadores de la salud y a los residentes de centros de atención a largo plazo en los EE. UU. las primeras dosis de vacuna contra el coronavirus una vez que esté aprobada para uso público.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia en términos absolutos. Sobrepasaron la marca de los 12 millones de casos y registran más de 255.000 muertes.

Una minoría significativa de estadounidenses es escéptica de la ciencia detrás de las vacunas y desconfía de la velocidad récord a la que se han desarrollado las vacunas, aunque el 58% de los estadounidenses dijeron a los encuestadores de Gallup el mes pasado que recibirían una vacuna contra el coronavirus, frente al 50% en Septiembre.