El déficit en el comercio exterior de bienes y servicios de Estados Unidos subió un 16.7% en abril comparado con las cifras de marzo, hasta los USD49.400 millones, en un contexto de caída generalizada de las exportaciones e importaciones por la parálisis económica causada por la pandemia de coronavirus (Covid-19).

Según los datos publicados por el Departamento de Comercio, las exportaciones cayeron un 20.5%, hasta USD151.300 millones, mientras que las importaciones descendieron un 13.7%, hasta los USD200.700 millones.

Respecto del déficit comercial con China, muy sensible políticamente por las tensiones entre ambos países, aumentó en USD9.000 millones en abril respecto al mes anterior, hasta los USD26.000 millones.

No obstante, en el acumulado de los primeros cuatro meses del año, el déficit comercial de EEUU descendió un 13.4% respecto al mismo periodo de 2019.

El impacto del coronavirus

“El declive en las exportaciones e importaciones que continuó en abril fue, en parte, debido al impacto del Covid-19, a medida que los negocios estuvieron operando a una capacidad limitada o cesaron sus operaciones completamente, y el movimiento de viajeros internacional fue restringido”, indicó el reporte.

Los últimos indicadores económicos apuntan a una grave crisis por la pandemia del coronavirus en EEUU. El segundo cálculo de evolución del producto interno bruto (PIB) del primer trimestre del año dejó una caída del 5% anual, la mayor desde 2008; y en el últimos dos meses más de 40 millones de personas han solicitado las prestaciones del subsidio por desempleo ante los despidos masivos.

Para contrarrestar esta situación, el Gobierno ha aprobado un masivo plan de estímulo y la Reserva Federal ha sumado varias rondas sucesivas de inyecciones de liquidez a los mercados, por un valor superior a los USD3 billones, entre las que incluyó la apertura de una "ventanilla de descuentos" para ofrecer préstamos a corto plazo a los bancos, así como avales y garantías a gobiernos locales y estatales.