Leo Pinheiro, ex presidente de la empresa OAS, una de las investigadas en Brasil en el caso Lava Jato por pago de sobornos a cambio de contratos públicos, aseguró que la constructora brasileña financió una campaña electoral de la ex presidenta chilena Michelle Bachelet por mediación del ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, según informó la prensa brasileña. Pinheiro, quien tiene un acuerdo de delación premiada y está encarcelado desde 2016, hizo estas revelaciones en el marco de negociaciones con las autoridades judiciales de Brasil por un nuevo acuerdo.

El aporte a la campaña de Bachelet -130 millones de pesos (185 mil dólares)- se concretó, según Pinheiro, "mediante un contrato ficticio con Martelli y Asociados", la empresa de Giorgio Martelli, el operador político y recaudador de la campaña presidencial de la ex mandataria. Pinheiro fue el principal acusador de Lula en el caso del triplex de lujo por el que el líder izquierdista purga una condena de nueve años. La defensa de Lula contestó en un comunicado tachando de "mentira negociada" el relato.