En Argentina, la campaña de vacunación contra el Covid-19 aceleró su ritmo en las últimas semanas y, sumado a las medidas de restricción, el panorama comienza a cambiar. Pero la combinación de ambas medidas ya descomprimió la situación general de la pandemia en varios países: en Dinamarca ya no será obligatorio el uso de barbijos en espacios cerrrados.

Se trata del primer país de Europa que elimina el uso de tapabocas en interiores, mientras que otras naciones empiezan a quitar la exigencia en lugares abiertos y relajar restricciones. La medida se levantará el lunes, sólo será obligatorio su uso para quienes utilicen el transporte público y desde este viernes bares y restaurantes podrán atender hasta la madrugada.

Dinamarca fue poco afectado por el coronavirus en comparación a otros países del viejo continente. Lamenta 2.521 fallecidos y la tasa de mortalidad por el Covid es de 43,33 por 100.000 habitantes. Acumula 288.229 contagios y es el país de la Unión Europea que hizo más testeos. 

Al 7 de junio, el país nórdico había vacunado al 23,4 por ciento de su población con el esquema completo y un 40 por ciento con al menos una dosis. Fue uno de los primeros países en aplicar medidas tempranas y estrictas de confinamiento, cierres de escuelas y otras actividades.

El momento más preocupante y por el que fue noticia fue la mutación del virus en visones. En noviembre de 2020 la primera ministra, Mette Frederiksen, anunció la eliminación de al menos 17 millones de visones, tanto afectados como sanos, ya que la variante surgida del animal no era combatida por las vacunas contra la enfermedad que se producen en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dinamarca sacrificó visones enfermos y sanos para evitar la mutación del Covid-19 en humanos

El caso Israel: cómo se vive la "post-pandemia"

 

Israel fue el primer país en el mundo en eliminar el uso de tapabocas obligatorio al aire libre el pasado 18 de abril. La campaña de vacunación avanzó a toda velocidad y en la actualidad, cuenta con el 63,03 por ciento de su población inoculada con al menos una dosis y el 59,35% completamente inmunizada. A comienzos de esta semana comenzó a vacunar a niños de entre 12 y 15 años, el rango etáreo con menos riesgos ante el Covid-19.

¿Cómo lo logró? Tiene 9 millones de habitantes y no produce vacunas, pero cerró un acuerdo millonario con al empresa estadounidense Pfizer, le pagó el precio más elevado y le cedió datos médicos de los inmunizados para poder garantizarse el envío prioritario de dosis.

El biólogo molecular Ernesto Riesnik explicó en abril que "los casos en Israel bajaron a casi cero después de la combinación de una cuarentena estricta y una gran campaña vacunación" ya que  "la vacunación empezó al mismo tiempo que la cuarentena estricta de un mes y medio". Además, las escuelas estuvieron completamente cerradas durante al menos un mes.

El 23 de abril pasado, Israel notificó el primer día sin muertos por coronavirus después de 10 meses del primer caso en su país. 

El uso de tapabocas aún es generalizado aunque no es obligatorio. El gobierno local implementó un “pase verde”, una app con la que la persona certifica que fue inoculada o que cuenta con inmunidad luego de haber transitado la enfermedad para poder acceder a teatros, gimnasios y bares, entre otros espacios cerrados.

Australia y las cuarentenas estrictas

Tras varias cuarentenas estrictas, que comenzó a alivianar en enero 2021, Australia logró bajar drásticamente los casos de coronavirus. En la actualidad, lleva un promedio de 11 casos diarios pero meses atrás registró incluso algunos días con cero positivos en 24 horas.

En total, acumula 30.210 contagios y 910 muertes relacionadas con el Covid en el país desde que comenzó la pandemia. Inició su vacunación en febrero y tenía previsto culminarla en en octubre. A mayo, al menos 3 millones de personas ya habían recibido al menos una dosis de la vacuna de Pfizer. Pero el plan de inmunización de 25 millones de habitantes, se retrasó por diversos motivos como los problemas en las importaciones de las dosis y los efectos secundarios del fármaco de AstraZeneca, entre otros.

La medida más fuerte que tomó el país de Oceanía fue el cierre de fronteras, que inició a medidados del 2020 y tiene como fecha de reapertura recién en 2022.

Sólo el estado de Victoria tuvo que volver a aplicar medidas de confinamiento estricto en el último tiempo por la disparada de contagios.

El caso Islandia, naturalmente aislada

 

Islandia reporta un promedio de tres casos diarios de coronavirus. En total, lamenta 30 muertes por Covid-19 y acumula 6616 contagios. Casi no hubo cierre de actividades más que las escuelas en un corto período, recomendaciones de prevención en espacios de trabajo y un mensaje gubernamental de autocuidados.

El país tiene como característica ser una isla en el Atlántico Norte, con sólo un aeropuerto internacional y con una población menor a 500.000 personas.

Sin embargo, una de las medidas más duras que impuso para proteger a sus habitantes, además de un cierre férreo de fronteras para evitar el ingreso de la cepa Alfa (británica), fue la cuarentena estricta para los viajeros, luego de que a fines del verano norteño dos turistas que dieron positivo rompieron las reglas de su aislamiento.