El presidente de Colombia, Iván Duque, descartó un diálogo con su par venezolano Nicolás Maduro, a pesar del llamamiento expreso de Naciones Unidas y advirtió que su único interlocutor es el actual jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El secretario general de la ONU, António Guterres, propuso que los dos gobiernos hablaran para distender la tensión en la frontera común, donde Maduro ordenó el inicio de maniobras militares.

Duque, sin embargo, alegó durante un acto en la ciudad de Caquetá que no tiene interés en buscar ningún acercamiento con un gobierno que en su opinión "está generando la peor crisis migratoria que haya visto América Latina".

"Somos defensores de la democracia y hemos reconocido al presidente Juan Guaidó como el mandatario legítimo y a la Asamblea Nacional como el único órgano legítimo democrático", sentenció Duque, que acusó a Maduro de estar inmerso en una "carrera belicista" y de dar "refugio a "terroristas".

Duque exhortó a la ONU a que inste al Ejecutivo venezolano a cumplir con la normativa internacional, en concreto la Carta Democrática Interamericana y la resolución 1373, "que prohíbe a los países auspiciar el terrorismo", reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

El gobernante acusó a Maduro de permitir la presencia de disidentes de las FARC en territorio venezolano, lo cual fue negado de manera rotunda por el líder chavista.

Las declaraciones de Duque se conocieron un día después de que 12 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) votaran a favor de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) al considerar que la situación política de Venezuela representa una "amenaza a la paz y la seguridad" regional.