El narcotraficante más famoso de México, Joaquín "El Chapo" Guzmán, fue hallado culpable de liderar una operación a escala industrial de contrabando de estupefacientes hacia Estados Unidos, tras un juicio de tres meses en Nueva York que incluyó relatos de asesinatos, sobornos a políticos y hasta un escape desnudo por un túnel.

Luego de seis días de deliberaciones, un jurado encontró culpable a "El Chapo", de 61 años, de los diez cargos que se le imputaban, por lo que podría ser condenado a cadena perpetua en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos elegida especialmente para frustrar otra fuga como las dos que perpetró Guzmán en México.

El juez Brian Cogan debe ahora establecer la condena del caso más mediático e importante de narcotráfico en Estados Unidos, para lo que convocó al tribunal el próximo 25 de junio.

Los cuatro hombres y ocho mujeres del jurado, de identidades reservadas, tuvieron que examinar una "avalancha" de evidencia, recolectada desde fines de los 80, de que el cártel de Sinaloa, de Guzmán, ganó miles de millones de dólares traficando más de 200 toneladas de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana.