Estoy abierto a darles una oportunidad (a las mujeres)”, declaró el Papa Francisco el pasado 2 de julio. Y, en busca de cumplir con su palabra, adelantó que anunciará el nombramiento de dos mujeres dentro del comité del Vaticano que elige a los obispos, que fue históricamente ocupado solo y unicamente por hombres. 

El mes pasado entró en vigor una nueva constitución para la administración central de la Santa Sede que permite que cualquier persona católica que se bautizó, incluidos hombres y mujeres laicos, pueda dirigir la mayoría de los departamentos que forman parte del Vaticano. Así lo dice la nueva constitución, titulada Praedicate Evangelium (Prediquen el Evangelio): cualquier fiel puede dirigir también un dicasterio vaticano u otros organismos, “dada su particular competencia, poder de gobierno y función”.

Dos mujeres serán nombradas por primera vez en el comité para elegir los obispos en la Congregación para los Obispos”, declaró el Papa en una entrevista con Reuters. Mientras planea su viaje a Rusia y Ucrania, Francisco celebró que "las cosas se están abriendo un poco", aunque no aclaró quiénes ocuparán los cargos del comité conocido como Curia ni cuándo serán anunciados. 

De todas formas, los nombres de las mujeres que sean nombradas pasarán a la historia, ya que serán las primeras en tener voz en el nombramiento de los obispos del mundo, que también son todos hombres.

¿Cómo funciona el comité en el que entrarían las mujeres? La decisión final de nombrar a los obispos corresponde al Papa, y es libre de elegir a quien quiera. Normalmente, el representante del Papa en un país, el Nuncio Apostólico, transmite las recomendaciones y la documentación al Vaticano. A continuación, el Dicasterio de los Obispos, donde puede haber laicos, discute el nombramiento en un proceso posterior y realiza una votación. Una vez presentadas las recomendaciones, el Papa toma la decisión final.

En la entrevista, el Papa descartó su renuncia frente a los rumores que la planteaban por sus problemas de salud y se mantuvo firme en su postura en contra del aborto, al que comparó con "contratar un asesino a sueldo". 

Los cambios del Papa Francisco en el Vaticano

No es la primera vez que el Papa busca otorgar más puestos de alto nivel a las mujeres en la Santa Sede, puesto que el año pasado nombró a una mujer para el puesto número dos en la gobernación de la Ciudad del Vaticano, convirtiendo a la hermana Raffaella Petrini en la mujer con el rango más alto en el estado más pequeño del mundo.

Gracias a la nueva constitución, también hay varios departamentos dentro del Vaticano que están o estarán dirigidos por hombres y/o mujeres laicos. Cuando se le preguntó al Papa qué departamento del Vaticano podría estar encabezado por un laico o una laica, Francisco sugirió que podrían incluir el departamento de Educación y Cultura Católica y la Biblioteca Apostólica.

El Papa Francisco viene dando más lugar a las mujeres en el Vaticano

Francisco también nombrá ya a varias mujeres, tanto monjas como laicas, para los departamentos del Vaticano. Por ejemplo, el año pasado, nombró a la monja italiana Hermana Alessandra Smerilli en el puesto número dos en la oficina de desarrollo del Vaticano, que se ocupa de los asuntos de justicia y paz.

Entre las mujeres laicas que ya ocupan altos cargos en el Vaticano se encuentran Barbara Jatta, la primera mujer directora de los Museos Vaticanos, y Cristiane Murray, subdirectora de la Oficina de Prensa del Vaticano. Ambas fueron designadas por Francisco.