Demócratas y republicanos del Senado de EE.UU. alcanzaron un acuerdo para suspender el techo de endeudamiento y evitar que el país incurra en una suspensión de pagos de la deuda nacional el 18 de octubre, anunció el líder de los demócratas en esa cámara, Chuck Schumer.

El acuerdo permitirá suspender el techo de deuda hasta el 3 de diciembre y evitar la temida suspensión de pagos, que podría haber desatado el caos en los mercados financieros y haber rebajado la nota de solvencia de Estados Unidos.

"Hemos alcanzado un acuerdo para ampliar el techo de endeudamiento hasta principios de diciembre", anunció Schumer desde el hemiciclo.

El demócrata apuntó a que el Senado podría votar hoy mismo un proyecto de ley para resolver ese asunto, aunque todavía no se ha fijado una hora para esa votación.

Para convertirse en ley la iniciativa aún necesitaría recibir el visto bueno de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata.

Alivio

Justo después de que Schumer anunciara el acuerdo, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, subió 540 puntos o un 1,56%; mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las tecnológicas más importantes, ascendió un notable 1,43 por ciento.

El acercamiento entre ambos partidos llega después de que el líder de los republicanos del Senado, Mitch McConnell, ofreciera un trato a los demócratas para encontrar una solución temporal.

En concreto, McConnell dijo que estaba dispuesto a suspender el techo de endeudamiento hasta diciembre de este año, en vez de hasta diciembre del año próximo como querían los demócratas, quienes no quieren hablar de ese tema durante la campaña para las elecciones legislativas de noviembre de 2022.

McConnell explicó desde el hemiciclo que los asesores de demócratas y republicanos habían "negociado durante toda la noche de buena fe" y limado los detalles del pacto.

Mayorías

"La mayoría (demócrata) no tenía un plan para evitar el impago de la deuda, así que nosotros dimos un paso hacia adelante", dijo el republicano casi regodeándose de que finalmente sea su plan el que vaya a ser aprobado por el Congreso.

Los republicanos tienen un gran poder en el Senado porque pueden bloquear las leyes y evitar que se sometan a voto, ya que para aprobar cualquier legislación se necesita el apoyo de 60 senadores y actualmente la cámara está dividida por la mitad con 50 escaños para los conservadores y 50 para los demócratas.

Los demócratas, sin embargo, tienen la mayoría porque cuentan con el voto del desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris, que ejerce como presidenta de la Cámara Alta.

Esta situación sobre el techo de deuda se produce porque, a diferencia de otros países, en Estados Unidos el Gobierno solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de elevar ese techo según crea conveniente.