La aparición y rápida expansión del coronavirus llevó a enfocar los sistemas de salud de América Latina en los últimos meses exclusivamente al combate de esta pandemia, con lo cual los focos de atención se centraron todos en la atención de esta problemática, desplazando de la atención otras enfermedades que siguen avanzando en silencio.

Entre esas enfermedades que quedaron en un segundo plano se pueden citar al sarampión, el dengue y la tuberculosis, y el desplazamiento de la atención sanitaria podría tener graves consecuencias en la región, asegura un artículo en el sitio web Sputnik.

"Puede ocurrir que haya un rebrote de sarampión ante la falta de vacunación", alertó la presidenta de Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar, Jacqueline Ponzo. La epidemióloga uruguaya señaló que en América Latina a diferencia de Europa, se ve "con preocupación" la coexistencia de covid-19 con otras enfermedades, como el dengue y la tuberculosis, epidemias que afectan a "la población de países periféricos y menos favorecida".

El problema los países de la región es que enfocaron su batería de ataque hacia el coronavirus y han descuidado otras enfermedades que pueden ser "muy peligrosas", comentó el especialista colombiano en medicina crítica y cuidado intensivo Jorge Salazar Idrobo.

"Cuando el sistema de salud de un país baja sus defensas y descuida las vacunas, van a aparecer brotes de enfermedades que antes estaban controladas. El dengue, la tuberculosis y el sarampión pueden ser algunas de las enfermedades que proliferen a partir del covid-19", agregó Idrobo, quien también es magíster en epidemiología y jefe médico de la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Colombia.

En el mundo, de los 29 países que han suspendido actualmente las campañas de sarampión debido a la pandemia, 18 están informando sobre nuevos brotes, informó The New York Times.

Salazar Idrobo explicó que el hecho de que la población está confinada en sus casas, sin buena ventilación en muchos casos, puede favorecer al aumento de casos de dengue, enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti. "Recuerde que el dengue mata más gente que la que ha matado el coronavirus. Eso es lo preocupante", advirtió.

El 25 de junio, la Organización Panamericana de la Salud informó que en los primeros cinco meses del año se reportaron en las Américas más de 1.6 millones de casos de dengue, la mayoría en Brasil (1.040.481), representando el 65% del total, y luego de Paraguay (218.798), Bolivia (82.460), Argentina (79.775) y Colombia (54.192).

Otras enfermedades que ya son endémicas en la región aparecen con distintas características, como  el chikungunya y el zika. 

Sobre este último se conoció que una nueva cepa del virus del zika está en circulación en Brasil y puede causar otra epidemia en el país.

Así lo informó la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica, que trabajó mediante el monitoreo de secuencias genéticas. El descubrimiento fue publicado a comienzos de junio en el periódico International Journal of Infectious Diseases.

El estudio señala que por la distancia geográfica y la diferencia del que hospedó la cepa (una se encontró en un mosquito "primo" del Aedes aegypt, el Aedes albopictus, y la otra en una especie de mono), este tipo de zika ya está circulando.