El jefe del Gobierno de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, fue elegido nuevo líder del partido gobernante alemán Unión Demócrata Cristiana (CDU), en un paso que representa el inicio de la despedida del poder de la canciller Angela Merkel.

El centrista Laschet se impuso ante al derechista Friedrich Merz, mientras que el tercer candidato, Norbert Röttgen, había quedado fuera en la primera vuelta.

Al frente del partido Laschet sustituirá a Annegret Kramp-Karrenbauer, ministra de Defensa del país, que había renunciado al cargo de la titular y aseguró que no presentaría su candidatura para el cargo de canciller (jefe de Gobierno) en las próximas elecciones en 2021.

Kramp-Karrenbauer sustituyó a Angela Merkel como presidenta de la CDU en diciembre de 2018 y se consideraba su futura sucesora al frente del Gobierno alemán. La elección del nuevo líder del CDU es un paso definitivo hacia la definición del candidato del bloque conservador para las elecciones generales del próximo 26 de septiembre.

Sin embrago esa candidatura ha de consensuarse con la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), destacó la agencia Sputnik.

Quién es Armin Laschet, el sucesor de Merkel

Laschet es un político de gran experiencia. Fue legislador federal entre 1994 y 1998, y se desempeñó como miembro del Parlamento Europeo (MEP) desde 1999 hasta 2005.

Laschet también ha sido conocido por sus buenos vínculos con la comunidad turca y los grupos de inmigrantes en el país, ya que se desempeñó como ministro de Integración de Renania del Norte-Westfalia en el periodo 2005-2010.

El futuro de Angela Merkel

Angela Merkel  renunció como líder del partido en 2018 y en los últimos dos años dijo varia veces que iba a dejar la política este año y que no se postularía como la principal candidata del partido en las elecciones federales de septiembre.

Merkel marcó una época de liderazgo en Europa desde la Cancillería alemana  luego de conducir por cuatro períodos el Gobierno alemán. La última elección fue en 2017 y tuvo un muy difícil proceso para formar gobierno que demoró casi seis meses. Merkel a ofrecer importantes concesiones, como ceder  la cartera de finanzas a los integrantes del Partido Socialdemócrata dentro de la gran coalición.

otros  temas centrales se sumaron a las rispideces políticas: la creciente desigualdad, el declive industrial, el crecimiento de la ultraderecha que se convirtió en la principal oposición dentro del parlamento. Y a ello se sumó que, el año siguiente, en 2019,comenzó a padecer temblores que pusieron el foco en su estado de salud.

                 

          Angela Merkel sufre temblores en un acto en Berlin en junio de 2019