Chile pondrá en marcha a partir de mañana un plan de salida "gradual y flexible" de la cuarentena tras comprobar "cinco semanas de mejoría" en la situación del coronavirus, anunció el presidente Sebastián Piñera.

El plan tendrá cinco etapas sucesivas. Las primeras serán "cuarentena", con una movilidad limitada; "transición", con una disminución del confinamiento pero sin apertura brusca, y "preparación", con levantamiento de la cuarentena excepto para la población de riesgo.

Las últimas serán "apertura inicial", en la que se retomarán ciertas actividades evitando aglomeraciones, y "apertura avanzada", en la que aumentará la actividad pero manteniendo las medidas de prevención.

El mandatario remarcó que mientras no haya una vacuna contra el coronavirus, los chilenos deben “aprender a vivir” con la enfermedad y cuidarse para no contagiarse.

“En consecuencia, las medidas de cuidado personal, que son tan importantes, como el uso de mascarillas, el distanciamiento físico, el lavado frecuente de manos, se mantendrán por mucho tiempo, hasta que superemos esta pandemia”, dijo.

Piñera sostuvo que el plan Paso a Paso “también permitirá fortalecer el proceso de recuperación” económica, al mejorar la “capacidad de crear empleos, de crear oportunidades, de mejorar los salarios de los trabajadores y los ingresos de las familias”.

Chile contabilizaba 330.930 casos confirmados de coronavirus (2.082 en las últimas 24 horas), de los cuales 8.503 personas fallecieron (58 nuevas) y 20.633 tenían la infección activa, informó esta tarde el Ministerio de Salud.