Unos 88.000 colegios electorales en Alemaniareciben este domingo a los votantes en unas parlamentarias cruciales que marcan fin de la era de Angela Merkel tras 16 años al frente del gobierno federal.

Unos 60,4 millones de votantes están llamados a las urnas para decidir la composición del Bundestag (parlamento) para los próximos cuatro años.

Las elecciones en Alemania se llevan a cabo en base a un sistema mayoritario y proporcional a la vez, por lo que a cada votante le corresponden dos votos.

La asamblea legislativa ha de tener un mínimo de 598 escaños, la mitad de los cuales se asignan por sufragio directo en 299 distritos uninominales, ganando el candidato más votado aunque no logre el 50 por ciento. Mediante un segundo voto, los alemanes eligen entre los partidos que se presentan con listas cerradas en 16 estados federados y que entran en el Bundestag si superan el umbral del 5 por ciento a nivel nacional o ganan en al menos tres de los 299 distritos.

De este segundo voto, y de un complicado sistema de reequilibrio y asignación de escaños adicionales impuesto por el Tribunal Constitucional para garantizar la representación de partidos minoritarios, depende el tamaño definitivo del Bundestag que en la legislatura saliente tuvo 709 diputados.

Un total de 6.211 candidatos de 47 partidos políticos compiten en las urnas este domingo.
 

Candidatos en Alemania

Los grandes favoritos son el Partido Socialdemócrata (SPD) y la alianza de la Unión Demócrata Cristiana y la Unión Social Cristiana (CDU/CSU); les siguen el bloque Alianza 90/Los Verdes, Alternativa para Alemania (AfD, extrema derecha), el Partido Democrático Libre (FDP, liberal) y La Izquierda.

Según las previsiones, los resultados preliminares del escrutinio se darán a conocer el lunes 27 de septiembre. 

Las elecciones parlamentarias de 2021 marcaran fin de la era de Angela Merkel. La canciller federal, que ejerce el cargo desde 2005, planea abandonar el mundo de la política después de estas legislativas.