El fin del mes de julio recibió a España con cambios en la ley migratoria que fueron aprobados por el gobierno español. Ahora, a mediados de agosto comenzarán a regir las modificaciones en la legislación que permitirá mejoras en el sistema migratorio y que las empresas puedan contratar a más extranjeros.

Según datos oficiales del gobierno español, esta nueva medida beneficiará a alrededor de 5 millones de personas que residen en el país europeo y hará hincapié en puntos que prometen avances en la política migratoria que impulsan desde allí.

La ley promete beneficiar a alrededor de 50 mil estudiantes 

De esta manera, la ley permitirá que sea una tarea más fácil algunas cosas que antes no lo eran, como reagrupar familiares, regulizar trabajos clandestinos, emprender, entre otras áreas. 

En ese marco, debido a su idioma y sus tradiciones culturales, España suele ser uno de los destinos más elegidos por los argentinos a la hora de ir a vivirse afuera por unos meses, o quienes desean inmigrar de manera permanente.

Además, los argentinos interesados en sacar su ciudadanía española también pueden hacerlo a través de un trámite que plantea cuatro formas diferentes, cada uno con sus respectivos requisitos: nacionalidad por residencia, nacionalidad por matrimonio, nacionalidad por opción y nacionalidad por descendencia

Nuevas modificaciones en la ley migratoria española

La reforma hace hincapié en las mejoras respecto a los modelos de contratación para los extranjeros, más que nada en las contrataciones colectivas, que hasta ahora sólo se hacía para empleos con contrato temporal.

También cambia el modelo de contratación de profesionales desde sus países, que hasta antes de la reforma todo eso respetaba un catálogo que posee España y que no estaba muy ajustado a las necesidades que se plantean hoy en día respecto a las áreas laborales.

Por otro lado, la ley contempla a alrededor de 50 mil estudiantes de países fuera de la Unión Europea que todos los años se matriculan para estudiar en España, y promete que, una vez finalizados sus estudios en el país, pueden quedarse viviendo allí.

En ese sentido, antes los estudiantes que vivían en España no podían trabajar para poder financiar sus estilos de vida, ya que ingresaban al país con un visado estudiantil. Ahora, los argentinos (y demás nacionalidades) que integran ese grupo podrán trabajar hasta 30 horas por semana en un trabajo legal.

Las personas que hayan superado un lapso de 2 años viviendo en España también se verán beneficiados con estas nuevas modificaciones, y podrán obtener un permiso de residencia de 12 meses adicionales si se comprometen a realizar una formación reglada para el empleo, aunque esto sólo se adhiere a los sectores donde la mano de obra es necesaria. En este caso, quienes sean empleados irregulares podrán hacer la transición a un empleo en blanco con este programa.

También se presentarán modificaciones positivas respecto a las contrataciones en los países de origen. En ese sentido, se mejoran las contrataciones temporales, ya que en este caso, quienes viajen a España podrán acceder a un permiso de 4 años, en el lapso que podrán trabajar hasta 9 meses por ejercicio.

Como resultado, si todo sale bien y se cumple el lapso, los involucrados podrán pedir otro permiso de residencia y trabajo de dos años.