El Gobierno de Estados Unidos felicitó este lunes al presidente electo de Bolivia, Luis Arce, reconociéndolo como vencedor de las elecciones que tuvieron lugar el domingo, y se mostró dispuesto a trabajar con las nuevas autoridades del país andino.

"Felicitamos al presidente electo de Bolivia, Luis Arce, y al vicepresidente electo, David Choquehuanca. El presidente (Donald) Trump y Estados Unidos esperan trabajar con el Gobierno electo boliviano en los intereses compartidos de nuestros ciudadanos", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Michael Kozak, citado por la agencia de noticias AFP.

Luego, en su cuenta de Twitter, Kozak publicó un mensaje casi idéntico. "Felicitamos al presidente electo de Bolivia Arce y al vicepresidente electo Choquehuanca, y aplaudimos al pueblo boliviano por su votación pacífica. Esperamos trabajar con el gobierno recién elegido para promover la prosperidad económica, los Derechos Humanos y las libertades de prensa", afirmó.

El pronunciamiento del Gobierno de Trump se conoció luego de que una decena de autoridades políticas -sobre todo de América latina- saludaran el contundente triunfo del Movimiento Al Socialismo (MAS) que lidera Morales en las elecciones presidenciales de ayer, según todos los conteos rápidos que fueron admitidos también por el Gobierno de facto del país y por el principal candidato vencido, Carlos Mesa.

El presidente Alberto Fernández felicitó a Arce a través de su cuenta de Twitter: "La victoria del MAS en Bolivia no solo es una buena noticia para quienes defendemos la democracia en América Latina; es, además, un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano. ¡Felicitaciones, Luis Arce!".

Luego, también felicitó al ex presidente boliviano Evo Morales por el triunfo de su espacio político. "Sufrió un golpe de Estado, destruyeron su casa y lo obligaron a abandonar el país mientras su familia y sus seguidores eran hostigados y perseguidos por el gobierno de facto. Pero el pueblo no olvida a quien no lo traiciona. Así lo demostró ayer. ¡Felicitaciones, Evo!", expresó.

Hace casi un año, Trump había apoyado el golpe de Estado contra Morales al afirmar que su renuncia se trató de "un momento significativo para la democracia en el hemisferio occidental". "Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por demandar la libertad, así como a las fuerzas armadas bolivianas por cumplir con su juramento de defender no solamente a una sola persona, sino a la constitución de Bolivia", dijo en ese momento. 

Al mismo tiempo, el gobierno norteamericano fue uno de los que reconoció oficialmente a Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia.