La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este jueves una impugnación a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, conocida como Obamacare, con lo que preservó su plena vigencia por tercera vez desde su aprobación en 2010.

La presentación judicial contra el Obamacare (o Patient Protection and Affordable Care Act por su nombre formal) fue encabezada por el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, quien basó su postura en argumentos técnicos, luego de que el Congreso estableciera que no se aplicarían multas por no tener seguro médico.

Sin embargo, la Corte falló contra los demandates por encontrar que ninguno de ellos se vio perjudicado producto de la no aplicación de penas por no contar con seguro. "Texas y los otros demandantes carecen de la legitimación necesaria", sentenció el tribunal.

Se trató de un fallo mayoritario con siete votos, de los jueces Stephen Breyer, John Roberts, Clarence Thomas, Sonia Sotomayor, Elena Kagan, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

En cambio, los jueces Samuel Alito y Neil Gorsuch votaron a favor de los demandantes, al aducir que se eludieron planteos de los conservadores que desde hace años plantean la inconstitucionalidad de la ley.

El festejo de Biden

El presidente estadounidense, Joe Biden, festejó el fallo de la Corte, que sostuvo la ley impulsada por  el ex mandatario Barack Obama cuando él era vicepresidente.

"Es muy importante que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio esté aquí para quedarse", festejó en su cuenta de Twitter.

Al contrario, el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, afirmó que "el fallo no cambia el hecho de que Obamacare no cumplió sus promesas y está perjudicando a las familias de trabajadores estadounidenses".

La batalla legal por Obamacare

Las últimas impugnaciones legales a la Obamacare comenzaron en 2018, cuando un juez federal de Texas sentenció que la ley entera era inválida.

En 2019, un tribunal de segunda instancia estableció que el no cobro de multas por no tener seguro era inconstitucional, pero determinó que el resto de la ley podía permanecer vigente.

Sin embargo, ahora la Corte Suprema revocó todos los fallos previos y falló a favor de la plena vigencia de la ley. 

Cerca de 31 millones de estadounidenses dependen de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, según los números de la administración Biden.