La Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) revocó la autorización de emergencia para la utilización de los medicamentos de hidroxicloroquina contra el coronavirus que habían sido promocionados por Donald Trump. El organismo informó que es poco probable que los fármacos sean eficaces contra el Covid-19.

La FDA le había dado luz verde a la distribución del medicamento el pasado 30 de marzo. Fue permitido para que se prescribiera, solamente en hospitales, a pacientes contaminados por el nuevo coronavirus. 

Un grupo de médicos llegó a la conclusión de que la hidroxicloroquina no funciona y que, además, podría causar efectos mortales. La FDA dijo que los medicamentos representan un mayor riesgo para los pacientes que cualquier beneficio potencial, y ejemplificó con informes de complicaciones cardíacas.

Estos medicamentos, también recetados para el lupus, la malaria y la artritis reumatoide; pueden causar problemas de ritmo cardíaco, presión arterial gravemente baja y daños musculares o nerviososDonald Trump, el presidente de Estados Unidos, había impulsado el uso de la hidroxicloroquina hace unas semanas atrás

La OMS, por su parte, anunció el 25 de mayo que detendría temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina en pacientes de coronavirus (Covid-19) al detectarse un mayor índice de mortalidad en enfermos que recibieron tratamiento con esta medicación.

El uso de la hidroxicloroquina para el coronavirus

La medida de la FDA significa que los envíos de los medicamentos obtenidos por el gobierno federal ya no se distribuirán a las autoridades sanitarias estatales y locales. Los medicamentos siguen estando disponibles para usos alternativos, por lo que los médicos de EEUU todavía podrían prescribirlos para Covid-19, una práctica conocida como prescripción fuera de etiqueta.

"Ya no es razonable creer que las fórmulas orales HCQ (hidroxicloroquina) y CQ (cloroquina) sean efectivas en el tratamiento del Covid-19", escribió Denise Hinton, científica principal de la FDA en una carta. "Tampoco es razonable creer que los beneficios conocidos y potenciales de estos productos exceden su riesgo conocido y potencial", señaló al anunciar el fin de su uso de emergencia.

Todavía no está definida la utilidad del fármaco (Reuters)

Hace unos días, un panel de expertos de los Institutos Nacionales de Salud revisó sus directrices para recomendar específicamente contra el uso de la droga excepto en estudios formales.

Un estudio publicado el 22 de mayo en la revista científica The Lancet concluyó que la hidroxicloroquina (HCQ) no es eficaz contra el coronavirus. Además, aclaró que aumenta el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca. La metodología del estudio fue sin embargo puesta en duda por una parte de la comunidad científica. Los métodos de los anteriores estudios que destacaban su eficacia también habían sido criticados.

Se están llevando a cabo ensayos clínicos, más rigurosos que los estudios de observación, en el Reino Unido, Estados Unidos y en otros países, para probar la eficacia y la seguridad de los medicamentos.

Si bien algunos estudios han señalado la falta de eficacia en ciertas dosis y en ciertas poblaciones, otros, incluidos los realizados en Francia y Estados Unidos, indican que el fármaco podría ser eficaz en algunos casos, incluso cuando se combina con azitromicina, un antibiótico y zinc.

Investigadores indios, por su parte, dijeron el mes pasado que las pruebas mostraron que los trabajadores de la salud que tomaban hidroxicloroquina como medicina preventiva tenían menos probabilidades de contraer el virus.