Estados Unidos se convirtió hoy en el tercer país con más muertes por coronavirus en el mundo, al totalizar 3.606 decesos a causa de la enfermedad, mientras la cantidad de infectados superó los 180 mil casos, un récord en el planeta en medio de la pandemia.

De este modo, superó a China, donde se originó el brote, en cantidad de víctimas fatales, ya que hasta el momento el país asiático reportó 3.309 fallecidos.

De acuerdo con datos compilados diariamente por la universidad estadounidense Johns Hopkins, en EE.UU. los casos de la enfermedad ascendían a 181.099, con más de 3.600 fallecidos y 6.038 personas que habían logrado recuperarse.

Con estos números, Estados Unidos se transformó en el tercer país del mundo con mayor cantidad de fallecidos por coronavirus, por detrás de Italia y de España.

El estado de Nueva York es el epicentro de la epidemia en el país norteamericano, con 332 nuevas muertes reportadas este martes y más de 75.000 personas infectadas.

El gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, informó que la cantidad de decesos a causa de la enfermedad se elevó a 1.550 pacientes y que en las últimas 24 horas se diagnosticaron otros 9.298 casos positivos del virus Covid-19.

En cuanto a la ciudad de Nueva York propiamente dicha, los infectados aumentaron en 5.686 y llegaron a 43.138 en total, con 932 decesos.

Cuomo afirmó también que se estableció otro récord en cuanto al número de nuevos pacientes que debieron ser hospitalizados, con 1.412 personas en un día.

El gobernador informó, además, que su hermano y "mejor amigo" Chris Cuomo, presentador de la cadena televisiva estadounidense CNN, dio positivo por coronavirus.

"Afortunadamente lo detectamos a tiempo. Pero es mi familia, es tu familia, son todas nuestras familias. Pero este virus es así de insidioso, y debemos tenerlo todo en cuenta", dijo.

En este sentido, le envió un duro mensaje a quienes aún no cumplen con el distanciamiento social que se dispuso en la nación norteamericana: "Tus estúpidas acciones no sólo te afectan a ti. Vuelves a casa y puedes infectar a alguien más, y puedes causar una enfermedad grave o incluso la muerte para ellos", afirmó el gobernador.

"El virus es más poderoso, más peligroso de lo que esperábamos", reconoció Cuomo en rueda de prensa. "Todavía estamos subiendo la montaña, la batalla principal está en la cima de la montaña", agregó.

Finalmente, el gobernador calculó que lo peor de la pandemia llegará en un período de entre 14 y 30 días.