El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo que fue un día de "celebración" tras ser absuelto por el Senado en el juicio político en su contra por abuso de poder y obstrucción al Congreso y definió que fue víctima de una "caza de brujas".

"Esto no es una rueda de prensa, no es un discurso, esto es una celebración", dijo Trump en una comparecencia desde la Casa Blanca en la que fue ovacionado por sus "amigos" y colegas del Gobierno y del Partido Republicano, a los que definió como "guerreros" y a quienes agradeció por su "fantástico trabajo".

Como contrapartida, ha valorado que el impeachment consiguió "unir al Partido Republicano como con pegamento" y hacer que el apoyo de los estadounidenses a él y a los republicanos esté en "su cifra más alta" de los últimos años. "Han intentado reemplazarme y eso se tiene que hacer votando", ha zanjado Trump, en pleno arranque del proceso electoral en el que aspira a conseguir otros cuatro años en la Casa Blanca.El mandatario estadounidense había dicho que era víctima de "una caza de brujas" prácticamente desde el día en el que fue elegido candidato republicano a la Casa Blanca por parte de los demócratas y sus simpatizantes.

Así, acusó a su rival demócrata en 2016, Hillary Clinton, y al Partido Demócrata de pagar "millones de dólares" para fabricar "fake news" durante la campaña electoral. "Pensamos que después de la elección acabaría, pero no acabó, no hizo mas que empezar", remarcó.

Recordó la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 para favorecer su victoria. "Fue una estupidez", sentenció.

En su opinión, la presidenta de la Cámara de Representantes, la líder demócrata Nancy Pelosi, promotora del impeachment quería juzgarlo "desde hacía tiempo". "Querían infligir un daño político a alguien que solo ha ganado una elección" aunque fuera "una sorpresa", ha afirmado. "Fue una de las mejores victorias de todos los tiempos", ha apostillado.

"Hemos pasado un infierno de forma injusta porque no he hecho nada malo. Si hubiera hecho algo malo en mi vida lo habría admitido (...) pero no lo he hecho y este es el resultado final", ha dicho, enseñando la portada de este jueves del Washington Post, que reza Trump absuelto".

"Fue malvado, fue corrupto. Hubo filtraciones y mentiras. Ha sido algo tremendo", ha enfatizado, al tiempo que se ha referido a los demócratas, especialmente a Pelosi, como "viciosos" y "corruptos".

Trump recalcó que el impeachment ha obedecido únicamente a "motivos políticos", sin fundamento jurídico, por lo que ha considerado que "esto no debería volver a pasarle nunca a un presidente de Estados Unidos".

Pelosi dijo que se consolidó la “ilegalidad”

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aseguró que los senadores republicanos han normalizado la “ilegalidad”, tras la absolución del presidente norteamericano, Donald Trump, de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso presentados en su contra en el marco de su juicio político (‘impeachment’). Agregó que rechazó “el sistema de controles y equilibrios” de la Constitución estadounidense, por el bloqueo de testimonios. “No puede haber absolución sin un juicio y no puede haber un juicio sin testigos, documentos ni pruebas”,aseguró. “Al suprimir la evidencia y rechazar los elementos más básicos de un proceso judicial justo, el Senado republicano se hizo cómplice del encubrimiento del presidente”, sentenció Pelosi en un comunicado, en el que también ha recordado que el 75 por ciento de los estadounidenses y “muchos miembros republicanos del Senado” opinan que el comportamiento de Trump es “incorrecto”.