Francia espera que los líderes del Grupo de los Siete (G7) hagan un frente común respecto a un impuesto universal sobre las actividades digitales durante su próxima cumbre a finales de agosto en el balneario francés de Biarritz, declaró el ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire.

"El reto que tenemos que superar es que la economía digital no está gravada al mismo nivel como las otras actividades económicas", indicó el funcionario.

En conferencia de prensa, Le Maire justificó la necesidad de gravar a los gigantes de internet, diciendo a los socios que "es en nuestro interés colectivo lograr un gravamen justo de las actividades digitales en el mundo".

Sus declaraciones surgieron después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denunció vía Twitter, un "impuesto injusto" que dijo que se impone sólo a empresas estadounidenses, y amenazó con tomar "una sustancial acción recíproca" y gravar vinos franceses en represalia por lo que consideró la "imprudencia" del presidente francés Emmanuel Macron.