La pequeña localidad de Deveselu, en el sur de Rumania, protagonizó un hecho inédito este fin de semana. Es que este domingo se celebró la votación para elegir el próximo alcalde de la comuna y el ganador fue Ion Aliman, un político que falleció por coronavirus (Covid-19) el pasado 17 de septiembre, según informan medios locales.

Aliman postulaba para su tercer mandato en nombre del Partido Socialdemócrata (PSD). De las 1.600 personas que votaron en las urnas, 1.020 votos fueron para el difunto. Mientras tanto, el vicealcalde, Nicolae Dobre, asumirá las funciones del burgomaestre hasta que se celebren nuevas elecciones.

Luego de que Aliman ganara con un aplastante 63,75%, sus simpatizantes acudieron al cementerio para rendir homenaje al alcalde ganador. "Hemos ido a felicitar al alcalde", escribió la usuaria Neti Andrei al publicar el vídeo en Facebook. “Serás siempre nuestro alcalde querido y eterno”, añadió.

El alcalde falleció el 17 de septiembre

¿Está permitido votar a un muerto?

El hecho fue posible porque según la legislación nacional, si la muerte del candidato ocurre después de que se imprimieron las boletas, estas no se cambIon y el proceso electoral debe seguir su curso. De hecho, la prensa local escribió que Aliman todavía estaba haciendo campaña en la comuna.

"Él  permaneció en la papeleta y tenía derecho a ser elegido. Es una situación legal. La gente lo entendió. Con esta votación, también le dieron al PSD el derecho de nombrar otro candidato en las elecciones. Esta situación no me parece extraña en absoluto", comentó Dobre a Digi24.

El fallecido ganó contra el candidato de la ALDE, Ion Păun, y el candidato del Partido del Movimiento Popular (PMP), Manuel Nică.

Ion Aliman era alcalde de la localidad desde 2012. Sufría de numerosas enfermedades como diabetes y tenía problemas en el hígado. Años atrás se había sometido a un trasplante de riñón. Fue diagnosticado de coronavirus el 4 de septiembre y hospitalizado en el Hospital de Apoyo Covid en Caracal, pero debido al deterioro de su salud, fue trasladado al Hospital Colentina de la Capital, donde murió el 17 de septiembre.

De acuerdo con los medios rumanos, la abrumadora cantidad de votos fue una iniciativa del pueblo para expresar su agradecimiento al mandatario.

Curiosamente, una situación similar ocurrió en la comuna de Sadova, donde el alcalde ganador murió horas después triunfar en las recientes elecciones con el 44,98 % de los votos, sobre su oponente.

Deveselu: el pueblo de los misiles y las ovejas

Antes de ser noticia por votar abrumadoramente por un muerto, Deveselu era conocido por albergar el mayor escudo antimisiles que Estados Unidos y la OTAN tienen en Europa.El escudo de Deveselu fue activado en 2016 y protege al continente del potencial lanzamiento de misiles de corto y largo alcance desde Oriente Medio.

Sin embargo, la seguridad de ese emplazamiento se vio amenazada por nada más y nada menos que 250 ovejas del aldeano Dumitru Bleja, que pastaban cerca de la valla y activaban con frecuencia los sistemas de alerta.

El aldeano recibió la orden de demoler su cobertizo de ovejas y de llevarlas en otro lugar pero respondió pidiendo una indemnización por daños y perjuicios de 18.000 euros (20.980 dólares), que finalmente fue rechazada por los tribunales en 2018.

Elecciones y coronavirus en Rumania

Las encuestas a boca de urna muestran que los gobernantes liberales en Rumania emergieron como el partido líder en las elecciones de gobierno local del domingo, incluso en la ciudad capital de Bucarest, aumentando sus posibilidades de formar otro gobierno después de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Según las encuestas, Nicusor Dan ganó las elecciones para el cargo de alcalde de Bucarest. Dan, un matemático de 50 años y defensor del patrimonio arquitectónico, apoyado por el PNL y el partido de centro derecha USR-Plus, ganó el 47 por ciento de los votos. Su rival, la actual alcaldesa de Bucarest, Gabriela Firea (PSD), obtuvo el 39 por ciento, según informó la encuesta CURS-Avangarde.

Rumanía ocupa el puesto 30 en el mundo en términos de número de infecciones por coronavirus. Desde el inicio de la pandemia, se han registrado más de 122 mil casos de Covid-19, y las muertes están cerca de alcanzar las 10 mil.