Al menos 23 muertos, entre ellos un jefe de la Policía, y más de 150 heridos, es el balance de los enfrentamientos desatados en los últimos días entre manifestantes a favor y en contra de la ley de ciudadanía en la capital india Nueva Delhi, informaron autoridades médicas y medios locales.

Los incidentes coincidieron con la primera visita oficial a la India del presidente estadounidense, Donald Trump.

Las manifestaciones derivaron en enfrentamientos entre partidarios y detractores de la polémica norma y también con las fuerzas de seguridad, además de otros altercados como quema de vehículos y de comercios y destrozos varios en mobiliario urbano en el noreste de Nueva Delhi.

El Parlamento indio dio en 2019 luz verde a la conocida como ley de ciudadanía, una reforma legal que facilita la nacionalidad para las minorías religiosas llegadas antes de 2015 desde Bangladesh, Pakistán o Afganistán, asumiendo que sufrieron persecución. La norma, tachada por sus detractores como una ley "antimusulmana", es la última de una serie de medidas impulsadas por el gobierno liderado por Narendra Modi, un nacionalista hindú, en contra de esta comunidad.

Modi dijo que la nueva legislación tiene como objetivo ayudar a los cristianos, sijs e hindúes que han sufrido persecución en tres países con mayoría de población musulmana, recogieron las agencias de noticias Europa Press y EFE.