El presidente de Irán, Hasán Rohaní, pidió a su homóloga suiza, Simonetta Sommaruga, poner en marcha un instrumento para canalizar la asistencia financiera internacional destinada a hacer frente a la pandemia de coronavirus, y que evite las sanciones impuestas por Estados Unidos.

"La creación del mecanismo en estas duras condiciones podría ser eficaz y esperamos que Irán pueda usarlo para la transferencia de sus recursos financieros en algunos países", dijo el líder iraní en una conversación telefónica con la mandataria suiza.

Sommaruga, por su parte, consideró que el crédito que Irán solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) para combatir el coronavirus podría ser transferido por este canal.

La presidenta suiza prometió que su país hará gestiones intensas para activar dicho mecanismo, según refirieron medios internacionales.

A mediados de marzo, Teherán solicitó al FMI un préstamo de 5.000 millones de dólares para afrontar la pandemia de coronavirus.

Irán registra más de 137.000 personas contagiadas con el coronavirus, unas 107.000 de ellas se recuperaron y más de 7.400 murieron.

Antes con la mediación de Suiza se creó un canal para los envíos humanitarios a Irán y la transferencia de pagos en medio de las sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos.

Washington rompió en 2018 el acuerdo nuclear con Irán e impuso restricciones unilaterales a ese país. Además Estados Unidos amenazó con sanciones extraterritoriales a las compañías de otros países que operan en Irán.