El presidente iraní, Hasan Rohani, ratificó que si los países europeos participantes del acuerdo nuclear no toman medidas prácticas de compromisos con el pacto elevará, a partir del 7 de julio, el nivel del enriquecimiento de su uranio.

"El 7 de julio, el nivel de enriquecimiento de Irán ya no será al 3,67 %; se abandonará este compromiso y se aumentará al nivel hasta el que necesitemos", dijo Rohani en la sesión del Gabinete, según informó la web oficial de la Presidencia.

A partir de ese día, "si las otras partes no cumplen con todas sus obligaciones, el reactor de Arak volverá a las condiciones anteriores, que según ellos eran peligrosas y podrían producir plutonio", explicó el mandatario, citado por la agencia de noticias EFE.

Teherán y las seis grandes potencias mundiales (Francia, Reino Unido, Alemania, China, Rusia y Estados Unidos) alcanzaron un histórico acuerdo en 2015 por el que la república islámica se comprometió a limitar su programa nuclear para no poder desarrollar a corto plazo una bomba atómica, a cambio de facilidades económicas y comerciales.

Sin embargo, este compromiso se encuentra en suspenso luego de que Estados Unidos se retirara unilateralmente del pacto en mayo de 2018, que además boicoteó con la imposición de severas sanciones económicas a Teherán, pese a los ingentes esfuerzos de los países europeos de mantener el acuerdo.

Según Rohani, Irán ha sido muy paciente en dar un año de tiempo, tras el retiro de Washington, para que los europeos ejecuten sus compromisos.

El Apoyo al Intercambio Comercial (Instex), que es el mecanismo europeo para sortear las sanciones estadounidenses y mantener el intercambio comercial, al que se aferran los países europeos para mantener el acuerdo,"es una medida vacía que no sirve para nada", dijo Rohani.

"Si algún día se activa (el Instex) y el dinero de la venta del petróleo de Irán llega al país mediante esa medida, podemos aceptarlo, hasta cierto punto, a pesar de sus desventajas", añadió el líder político iraní.

Por último, prometió que si la contraparte cumple con sus compromisos, regresar a una reserva menor a las 130 toneladas, mencionada en el acuerdo nuclear, "será solo cuestión de unos días".