El Gobierno italiano lanzó una "fuerte recomendación" para que los ciudadanos usen el barbijo dentro de sus domicilios cada vez que reciban a personas no convivientes y llamó a evitar reuniones privadas de más de seis personas, al decretar nuevas medidas para hacer frente al coronavirus y evitar una nueva cuarentena generalizada en el país.

"Está fuertemente recomendado el uso de los dispositivos de protección de las vías respiratorias incluso al interior de las habitaciones privadas en presencia de personas no convivientes", plantea el artículo 1 del nuevo Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros (DPCM) firmado por el premier Giuseppe Conte.

"En cuanto a las habitaciones privadas, está de todos modos fuertemente recomendado evitar fiestas y recibir más de seis personas no convivientes", agrega el DPCM que entrará en vigencia mañana y se extenderá hasta el 13 de noviembre, con el que Conte dispuso la nueva batería de restricciones a nivel nacional para frenar la difusión del coronavirus, en medio de un aumento de casos en todo el país en las últimas semanas.

El primer ministro justificó las medidas al considerar que "están creciendo los contagios en ámbito familiar y de amigos, por lo que debemos usar el barbijo si se reciben huéspedes y personas no convivientes".

"Invitamos a no hacer fiestas en sus casas, son todas situaciones de peligro", planteó Conte en declaraciones desde la sede de Gobierno al explicar el decreto, que entrará en vigor mañana y expirará el 13 de noviembre.

Las nuevas medidas incluyen el veto a los deportes amateurs "de contacto", incluidos fútbol 5 o básquet, según el texto de 12 artículos divulgado hoy por el Gobierno y que incluye además la firma del ministro de Salud Roberto Speranza.