Boris Johnson, el favorito en la carrera para suceder a la primera ministra británica Theresa May, dijo a legisladores «pro Brexit" que dejaría abierta la posibilidad de suspender al Parlamento para forzar una salida sin acuerdo de la Unión Europea, según informó "The Times".

En una reunión privada celebrada la semana pasada, Johnson comentó a un grupo de legisladores que apoyan un Brexit duro que no descartaría esa posibilidad, señaló el rotativo citando a una fuente de alto rango del movimiento que busca una salida del bloque.

El líder euroescéptico, había afirmado ante los medios que no busca una marcha abrupta, sino un acuerdo, aunque matizó que sería «chocante" renunciar a ella durante la negociación.

El ex ministro británico de Exteriores y antiguo alcalde de Londres encabeza con claridad la lucha por el liderazgo del Partido Conservador y el Gobierno, tras la primera de una serie de votaciones para elegir al sustituto de la todavía primera ministra del Reino Unido, Theresa May.

Siete de los diez aspirantes a reemplazar a May se mantienen en el proceso interno para elegir al nuevo líder tory, después de ayer quedasen eliminados la ex ministra de Trabajo y Pensiones Esther McVey, la antigua líder del grupo conservador en la Cámara de los Comunes Andrea Leadsom y el diputado Mark Harper.

Johnson, a quienes las apuestas sitúan como claro favorito para recibir las llaves de la residencia oficial de Downing Street con un discurso claramente a favor del Brexit, obtuvo un total de 114 apoyos de los 313 diputados conservadores que votaron ayer en una sala del Parlamento británico.

Además de Johnson, el actual responsable del Foreign Office, Jeremy Hunt, y el titular de Interior, Sajid Javid, son algunos de los aspirantes que han conseguido los respaldos suficientes para pasar a la próxima votación, que se celebrará el día 19.

En cuanto al número de apoyos, detrás de Johnson se ha situado Hunt con 43 respaldos; el ministro de Medioambiente, Michael Gove, con 37; el antiguo titular del Brexit Dominic Raab, con 27; Javid, con 23; el ministro de Sanidad, Matt Hancock, con 20, y el responsable de Cooperación Internacional, Rory Stewart, con 19.

Tras la primera votación no quedó ninguna mujer en el camino para suceder a May al ser eliminadas McVey y Leadsom.

Fuentes cercanas a Johnson señalaron a la prensa que el antiguo alcalde londinense está satisfecho con el resultado, si bien aún queda "un largo" camino para elegir al nuevo líder.